fbpx
Generales

Casi 300 reportes de abusos, violencia e irregularidades en el deporte nacional

El ENARD trabaja hace algo más de un año con una línea de alarma para prevenir violencia, discriminación, abusos y también malas prácticas deportivas. En 2018 se recibieron casi 300 reportes de los cuales 40 continúan como investigación en curso.

Por Micaela Piserchia
(@micapiserchia)

Luego de las conocidas denuncias de abuso por parte del equipo de gimnasia de Estados Unidos y el argentino y también por la manipulación de partidos de un tenista nacional, desde el Comité Olímpico Internacional se lanzó una línea de integridad para combatir todo tipo de irregularidades: abusos sexuales, psicológicos y de poder, violencia, bullying, negligencia y también malas prácticas deportivas (violación de reglas, dopaje, etc), entre otras problemáticas.

La misma, que tiene vida hace un año y medio aproximdamente, fue replicada por distintos organismos nacionales y Argentina no fue la excepción. Julia Garisoain, titular del área de Fortalecimiento Institucional del ENARD, contó a AAD el funcionamiento de esta línea de alarma que tiene como objetivo promover un deporte justo y sano.

Artículos Relacionados

“El deporte es una muestra de la sociedad, con lo bueno y lo malo. Es una realidad y temática mundial que el COI decidió tratar en los últimos juegos de invierno y es por eso que hace un año lanzó la línea de integridad. Hoy hay un lugar totalmente confidencial, en donde si alguien ve algo que no corresponde, puede reportarlo para que un grupo de personas se encargue de seguir el tema, investigarlo y resolverlo en el canal que corresponda en caso de que exceda nuestros límites de acción. La idea es que todo se pueda hacer dentro del ámbito del deporte, pero para eso hay que conocer la problemática”, comentó Garisoain.

Con menos de dos años de funcionamiento, en 2018 se registraron 300 activaciones, de las cuales 40 se convirtieron en casos que están en vías de investigación y resolución. Las entidades involucradas en estas acciones son las deportivas, por supuesto: Comité Olímpico y Agencia Nacional, a la vez que la pata ejecutora detrás de las investigaciones es el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Nación (que también tiene su propia línea directa contra la violencia de género). “Funciona más de lo que nos gustaría, pero esto es el mundo en el que vivimos”, se lamenta la ex remera nacional. Aunque también es optimista de cara al futuro porque “acá se brindan herramientas para seguir creciendo y tenemos un equipo que trabaja mucho para hacer un deporte mejor”.

El mundo del deporte fue cómplice de barbaridades e irregularidades durante años, donde el silencio y las injusticias primaron, atacando directamente la salud física y psicológica de deportistas que fueron perjudicadas/os y recibieron daños de por vida. Garisoain así se refiere a la cuestión: “Durante mucho tiempo se decía ‘nadie me escucha’, ‘no me siento segura/o para hablar’, ‘esto siempre fue así’; y a partir de este momento todo eso va a cambiar. No había controles: hoy en día contamos con un equipo capacitado para gestar este cambio. Este espacio es para construir un deporte mejor, la educación, la información y el conocimiento ayudan a este compromiso que todos los que integramos el equipo argentino debemos asumir. Es más, desde nuestro lado motivamos a todos a ir más allá de su individualidad porque muchas veces quien está siendo afectada/o por el problema le cuesta tomar la iniciativa”.

Como toda investigación, se requiere que la misma se resuelva en plazos medianamente cortos para que no se torne engorrosa ni se dilate. De acuerdo a lo explicado por Garisoain, gracias al deporte pueden generarse herramientas que hagan el trámite más sencillo. En números, el 80% de los casos se resuelve en uno o dos meses y el resto, a causa de su complejidad, pueden tomar hasta más de un año hasta llegar a un desenlace. La ex integrante del equipo argentino aseguró que apenas llega un reporte a la línea, instantáneamente hay personal trabajando a diario en él.

Para la integrante del ENARD los números van a descender, pero, ¿cuál es su plan para ello? “Todos los que estamos involucrados tenemos la obligación de reportar, como entrenador no puedo tener conocimiento o sospecha de algo que no funciona y no reportar; si lo hacés sos parte del problema. Esto le cae también a los funcionarios y dirigentes”, garantizando, a partir del compromiso colectivo, un funcionamiento encadenado entre todo el equipo argentino.

Entonces, ¿quiénes pueden reportar? Garisoain señaló que la población es el deporte de excelencia (de selección), pero que está abierto a todo el deporte federado.

Desde ENARD – a través de la APP, la web y los contactos directos- también se brindan distintas herramientas de capacitación y actualización para entrenadoras/es, dirigentes y deportistas para estar alerta a estos comportamientos y estas problemáticas, saber cómo tratarlas y para, como tienen como premisa, hacer un deporte mejor.

LÍNEA CONFIDENCIAL DIRECTA DEL ENARD: +5491157259296 o vía mail defensoria@enard.org.ar

Micaela Piserchia

Soy periodista deportiva y social media manager. Dirijo Argentina Amateur Deporte y trabajo en C5N.com. Cubrí JJ. OO Río 2016 y Tokyo 2020. Estuve en DEPORTV y en Olé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior