fbpx
Atletismo

La odisea de Belén Casetta para volver a su casa

La atleta argentina pensaba quedarse en Kenia hasta abril para prepararse para #Tokio2020. El COVID-19 la obligó a volver al país tras una extensa travesía.

En febrero, cuando partió hacia Kenia, ni se imaginaba el periplo que iba a tener que hacer para regresar a su país. Por aquel entonces, al COVID-19 “se lo tomaba en joda” dice Belén en un video que grabó desde la habitación del hotel de San Pablo, una de las tantas escalas previas que tuvo que hacer para llegar a Mar del Plata, su ciudad. Aquel 24 de febrero tomó el avión para continuar su pretemporada con miras a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que se iban a desarrollar en julio de este año.

Se alojó en la ciudad de Iten, Kenia, y todos los días salía a entrenar por sus calles y pistas rodeada de los mejores atletas del mundo. Ya el 18 de marzo empezaron a sonar las alarmas por el coronavirus y Belén publicaba en sus redes, “Estamos por el momento todos aislados. El presidente de Kenia ha tomado medidas. Se han cerrado las fronteras para el ingreso al país. En el pueblito donde me encuentro (Iten) están haciendo controles en todas las rutas de ingreso”. Durante una semana se calzó el traje de profe y comenzó a mandar videos de sus rutinas para quienes quisieran entrenar desde sus casas. El 24 de marzo, las autoridades del Enard, el Ministerio de Deportes y la Confederación Argentina de Atletismo le dijeron que tenía que armar las valijas y volver al país porque se iban a cerrar las fronteras.

Partió a Eldoret, para viajar a Nairobi, la capital. Pudo seguir viaje hacia Addis Abeba y pasar todos los controles para subirse al avión de Ethiopian Airlines. Una vez en San Pablo tuvo que esperar seis horas porque el avión que llegaba desde Argentina tuvo que regresar al toparse con un enjambre de abejas “ya no sé si reir o llorar. Hasta pensé en hacer cuarentena en San Pablo porque no sabía cuándo iba a tener vuelo, pero siempre me mantuve positiva”, decía Belén. Una vez que tuvo el pasaje de vuelta confirmado y en sus manos se sintió realmente feliz. Era una de las pocas personas que se alegraba de tener que cumplir esta cuarentena en su casa, pero era más que entendible después de todos los trastornos que tuvo que sufrir para poder regresar.

Artículos Relacionados

Ahora, una de las mejores atletas nacionales, cumple con el aislamiento en su ciudad: “Mi mamá nos acondicionó el departamento del fondo, que varias casas marplatenses tienen para alquilarle a turistas en el verano. Ni loca voy a su casa, salgo al patio y nada más. Estoy tranquila, dándole prioridad a la salud. Ocupando mi tiempo para estudiar, para leer, ver series y películas. El día lo tengo bastante ocupado porque incluso estoy entrenando.”

Foto: Peri Soler

Micaela Piserchia

Soy periodista deportiva y social media manager. Dirijo Argentina Amateur Deporte y trabajo en C5N.com. Cubrí JJ. OO Río 2016 y Tokyo 2020. Estuve en DEPORTV y en Olé.

Deja un comentario

Volver al botón superior