fbpx
BásquetDeportesNoticias

“Me imagino una liga mucho más corta, con menos partidos, menos equipos y un presupuesto más bajo”

Ariel Amarillo, asistente de Néstor García en San Lorenzo de Almagro, habló del momento complicado que se vive por el Coronavirus.

El Coronavirus generó un problema mundial en dos aspectos. Por un lado, está el más importante: el sanitario. Al cabo del lunes 25 de mayo del 2020, se registraron un total de 5.5 millones de casos en el planeta con 346 mil decesos y 2.2 millones de recuperados. En tanto, en Argentina, el número de infectados ascendió a 12615 (552 más que el domingo) y 467 muertes (15 fallecidos en las últimas 24 horas).

El otro punto sensible de la pandemia es la economía. A raíz del resguardo de la población mundial para reducir el impacto del virus, la producción de los países disminuyó notablemente, generando pérdidas y reducciones de presupuestos en todas las empresas. Algunas hasta tuvieron que afrontar el cese de la actividad económica.

En este contexto complicado, la Liga Nacional de Básquet busca la manera de poder completar la temporada 2019-20. El estiramiento de la cuarentena hasta el domingo 7 de junio ralentizó el posible regreso, el cual no será posible hasta el mes de julio como mínimo. Por esto, el comité ejecutivo de la LNB hará una reunión el lunes 1 de junio para definir si se continúa la campaña, o si definitivamente se cancela para empezar a pensar en un protocolo que permita la realización de la 2020-21.

Artículos Relacionados

Esta realidad afecta a todos los actores principales de la LNB, incluyendo a Ariel Amarillo, quien es principal asistente de Nestor ‘El Che’ García en San Lorenzo de Almagro. El ayudante habló con Fuego Sagrado (Radio Concepto) y señaló que la nueva situación sanitaria también modifica la manera de trabajar en el día a día: “Hay que reinventarse. Nadie estaba preparado para situación como esta. Si en enero o febrero me decían que iba a haber que lavarse las manos cada 15 puntos, desinfectar el material y cosas así, iba a pensar que se trataba de una película de Steven Speilberg. Pero hoy la situación es real. Pensamos en entrenamientos en grupos reducidos de cuatro jugadores durante 40 minutos. Una vez que estos se retiren, ingresarán otros nuevos jugadores para hacer la tarea. Todo esto para trabajar desde el 1vs0 y el 2vs0 hasta poder llegar a una situación de 5vs5 cuando la realidad nos lo permita”.

Según las primeras charlas entre los dirigentes, la LNB podría volver a la competencia con 16 equipos en vez de 20 a raíz de los impactos económicos que generó la pandemia. Sobre esto, resaltó: “El impacto económico va a ser sumamente grave. No se puede calcular, por lo que tampoco sabemos cómo se va a llevar adelante la temporada 2020-21. Va a haber que revisar todo: cantidad de juegos de la fase regular, viajes y los sueldos, que van a bajar porque el presupuesto de los clubes va a ser igual o menor a antes, no va a subir como se venía buscando. Me imagino una liga mucho más corta, con menos partidos, menos equipos y un presupuesto más bajo”.

En tanto, sobre la posible pérdida de equipos manifestó su postura: “Antes de esta situación, me parecía que veinte equipos eran demasiado. También que dieciséis, la cantidad que siempre señaló León (Najnudel), podían ser demasiados. No hay jugadores de nivel para veinte y no sé si hay para dieciséis. Me animaría a decir que tiene que ser una liga de doce equipos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior