fbpx
JuegosNoticias

Los deportistas no son robots

En las últimas horas, por el retiro de la gimnasta Simone Billes en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, se reavivó la cuestión de la importancia de la salud mental en los atletas.

Por Romina Miranda

Pareciera que cuando compiten no deben tener sentimientos, no deben equivocarse y no deben frustrarse. Lamento decirles que están equivocados.

Los deportistas son profesionales del deporte, no obstante, son personas. Y tienen días donde pueden plasmar todo lo trabajado o hay otros donde no sale nada.

Artículos Relacionados

Simone Billes estuvo en salto, donde no tuvo una buena performance por lo cual tuvo su peor nota personal. En los medios de comunicación especulaban con que la estadounidense había tenido problemas físicos, sin embargo, la misma protagonista informó: «Tengo que concentrarme en mi salud mental. Simplemente creo que la salud mental es más importante en los deportes en este momento. Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos, y no solo salir y hacer lo que el mundo quiere que hagamos».

Otro ejemplo fue el de la tiradora argentina Fernanda Russo quien expresó: «Tengamos un poco más de cuidado con lo que escribimos. Primero que nada, somos humanos».

En los Juegos Olímpicos son múltiples los medios de comunicación, redes sociales y todo instrumento tecnológico se encarga de difundir las actuaciones de los atletas. No siempre se refieren “objetivamente” sino que cualquiera opina sin conocimiento de la causa.

Triunfar se vuelve imprescindible y allí es donde más se puede fallar al exigirse más de lo que el cuerpo y la cabeza pueden. Billes supo actuar a tiempo. Aceptar una derrota necesita de una actitud vital sólida, saber qué se realiza y conocer el verdadero significado del deporte que es entretenerse y disfrutar.

Saber ganar no es solo vencer, es saber alcanzar las metas u objetivos propuestos para prosperar, sin vanagloriarse, sin egoísmo y sin hacer trampas. Perder también está bien, es aprender la lección, se puede sacar de ella una buena experiencia y adquirir incalculables beneficios.

El verdadero significado de ganar y perder y del éxito del fracaso lo dan la actitud y el comportamiento con los cuales se ha jugado el partido o se ha corrido la carrera, antes, durante y al término de estos, y lo que se haya aprendido durante ese proceso.

Premiando al ganador y concentrando toda la atención en las estrellas de cada disciplina se pierde parte del significado del deporte. ¿Hay que admirar a los atletas que no logran su objetivo por un minúsculo detalle? ¿Qué diferencia hay entre los perdedores y los ganadores?

Cualquiera que vea la transmisión por cualquier medio de comunicación como televisión, redes sociales, YouTube, Twitch o páginas oficiales se cree con el derecho de criticar porque sí.

En algún momento todos podemos sufrir problemas en la salud mental. O tal vez, un amigo, un familiar, una persona cercana… No hay que olvidar que previo a Tokyo 2020 y actualmente hay un contexto de pandemia. Desde marzo de 2020, al menos en Argentina, por muchos meses se restringieron las actividades deportivas y los atletas debieron ingeniárselas para continuar con la preparación a los Juegos Olímpicos o a los torneos clasificatorios a este.

En balcones, piragüistas que entrenaban atados a una palmera en la pileta de su casa, se preparaban en sus departamentos o en el lugarcito que tenían en su casa.

Todo eso tuvo que atravesar un deportista que llegó a Tokio. ¿Quién sos vos desde tu sillón para criticar sin fundamento? ¿Conocés verdaderamente las condiciones en las que entrenan los argentinos? ¿Sabés del esfuerzo que lleva cumplir el sueño de ser olímpico?

Alentalos, sentite orgulloso de que representen a la bandera celeste y blanca. Nadie quiere perder. Los deportistas tienen sentimientos, frustraciones y dolores. No son robots.

Foto: Martín Waichman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior