fbpx
ExteriorSlider

El deporte femenino, en jaque en Afganistán

Con la llegada al poder de los talibanes, el lugar de la mujer en la sociedad corre un serio peligro, y esa situación alcanza, por supuesto, también al deporte. Ya hubo reacciones tanto de deportistas afganas como de distintas federaciones internacionales.

Afganistán es, quizás, el país tendencia en las últimas horas, aunque lamentablemente por razones que no son las deseadas: la llegada al poder de los talibán. Un grupo extremista, autoritario, y extremadamente machista, que amenaza la vida de todas las mujeres de su país. Y si bien está claro que no es la prioridad teniendo en cuenta que las vidas mismas de las mujeres están en riesgo, el deporte femenino también está fuertemente amenazado por esta situación.

Ya como primera consecuencia de la llegada del grupo talibán, Afganistán no participará de los Juegos Paralímpicos, que comenzarán el próximo martes 24 en Tokyo. Allí, la taekwondista Zakia Khudadadi se iba a convertir en la primera mujer afgana en participar de dicho evento. Sin embargo, ni ella ni su colega Hossain Rasouli podrán competir debido a la situación que atraviesa su país, que les impide abandonar sus tierras por los cierres de los aeropuertos.

La revista digital “Gimnasia Latina”, en una publicación, mostró su preocupación por la continuidad de esta disciplina en Afganistán. Manifestaron que, desde 2011, muchas chicas comenzaron a practicarlo en aquel país, y que en 2020, la capacitación de entrenadores y directivos, llevada a cabo por el Comité Olímpico y la Federación de Gimnasia de Afganistán, brindaba un futuro alentador para el deporte en el país asiático. Por supuesto, con la llegada al poder de los talibán, todo eso parece desmoronarse.

Artículos Relacionados

Ya incluso han trascendido voces de deportistas afganas que muestran su preocupación ya no solo por su actividad deportiva, sino por su vida. Así lo expresó la exfutbolista Khalida Popal, nacida en Afganistán, exiliada hace algunos años, luego de recibir amenazas. Popal fue pionera en su país al lograr conformar la primera Selección femenina, en 2007, y ahora advirtió sobre el peligro que enfrentan las mujeres con la llegada al poder de los talibán. Ella misma recibió mensajes de futbolistas juveniles de su país, desesperadas por la situación.

«Las he alentado a que eliminen sus canales de redes sociales, fotos, que huyan y se escondan. Me rompe el corazón debido a que todos estos años hemos trabajado para incrementar la visibilidad de las mujeres y ahora le estoy diciendo a mis mujeres en Afganistán que se escondan y desaparezcan. Sus vidas están en peligro», declaró Popal en una entrevista con The Associated Press, desde Dinamarca.

También pidió ayuda la capitana del equipo de básquet adaptado de Afganistán, Nilofar Bayat, en una entrevista con la RTVE. «Tengo mucho miedo y estoy preocupada por mi futuro, quiero irme de mi país. Trabajo en el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC), me encanta mi trabajo y me encanta ayudar a otras mujeres que tienen discapacidad, pueden sentir su dolor y puedo entenderlas. Pero después de esto, no habrá una forma de volver a jugar al baloncesto. Es muy difícil para mí y para mis compañeras de equipo». En el caso de Bayat, la Federación Española de Baloncesto (FEB), el Consejo Superior de Deportes (CSD) y el Ministerio de Asuntos Exteriores español, buscan sacarla de su país, aunque la situación es compleja.

Claramente, la situación en Afganistán es muy crítica, sobre todo para las mujeres. Esto repercute, como quedó demostrado con los ejemplos anteriores, en el deporte, y no se limita a este ámbito: alcanza a las deportistas afganas en su vida cotidiana, e incluso las pone en peligro. En estos momentos, simplemente queda esperar buenas noticias, y ver si las organizaciones internacionales pueden colaborar de alguna manera. Por lo pronto, el panorama es negro en el país asiático, situación que tiene en vilo al mundo entero.

Foto: elpopular.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior