fbpx
JuegosLugeNoticias

Verónica Ravenna: “Me pone triste que seamos tan poquitos argentinos en Beijing 2022”

La lugista porteña Verónica Ravenna charló con AAD sobre sus inicios en el deporte y sus expectativas para Beijing 2022. “El objetivo es terminar mejor que en Pyeongchang 2018”, afirmó.

Por: Franco López Larragaña.

Verónica Ravenna nació en Buenos Aires, ciudad que de hielo y nieve tiene poco y nada. Sin embargo, un viaje que su familia realizó a Canadá en busca de una mejor vida se encargó de cambiar la suya para siempre.

Dueña de una frescura envidiable, se encargó de repasar sus inicios en el luge, que fue lo que la cautivo, los detalles más íntimos del deporte y las ansias de competir en Beijing 2022.

“Nunca me imaginé que a los 23 años iba a estar preparándome para mis segundos JJOO. Es increíble”, destacó Ravenna, quien, a pesar de ser muy joven, será la única atleta argentina que ya tiene experiencia olímpica. Las mismas las consiguió en los Juegos Olímpicos de Invierno de la Juventud de Lillehammer 2016 y los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018.

En Lillehammer tuvo su bautismo olímpico, que sin duda fue inolvidable para ella. Consiguió finalizar séptima y asegurar un diploma olímpico para la delegación, algo que jamás olvidará. “Lillehammer 2016 fue una de las mejores semanas de mi vida. Traer un diploma olímpico y poder ayudar a la Asociación Argentina de Bobsleigh, Skeleton y Luge fue hermoso”, rememoró

Ravenna reconoció que llegó al deporte de casualidad. “Nuestra maestra organizó para llevarnos a probar varios deportes de invierno: biathlon, ski jumping, un montón de cosas. Y entre esas estuvo el luge. Probé y me encantó”.  Y añadió: “Me acuerdo que volví a casa y le dije a mis padres que quería seguir practicando”, aseguró la porteña.

Ella vive en Whistler, una pequeña aldea de montaña de menos de 12 mil habitantes a pocos kilómetros de Vancouver, que cuenta con una de las 16 pistas de trineos que existen en el mundo. “Whistler es un pueblo muy chiquito. Recuerdo que mis maestras eran también cajeras en el supermercado y los papás de mis amigos eran los instructores en el centro de ski”, comentó entre risas Verónica.

Tras comenzar a practicar el deporte a los 11 años y competir en la pista de Whistler, la lugista tuvo un fuerte accidente que le provocó una fractura de clavícula. Luego de su recuperación, llegó la oportunidad de empezar a competir por Argentina. “Estuvo la posibilidad de competir por Canadá. Mis papás siempre quisieron que lo haga por Argentina. Estoy mucho más contenta compitiendo por Argentina que lo que hubiese estado haciéndolo para Canadá”, resaltó. 

Además, destacó la importancia de su padre en la gestión con la Asociación Argentina de Bobsleigh, Skeleton y Luge: “Mi padre fue quien se dio cuenta que podía competir por Argentina. Empezó a investigar y se enteró de la existencia de la Federación Argentina de Luge. Los contactó y todo se hizo muy rápido”.

“Está bueno que seamos más mujeres porque podemos demostrar que si recibimos el mismo apoyo que los varones podemos hacer lo mismo o más”.

Preparando sus segundos Juegos Olímpicos de mayores, Ravenna afirmó lo madura que se encuentra luego de su debut hace cuatro años en Corea del Sur. “Después de 4 años de competencias todas las semanas y entrenando con los mejores del mundo me siento mucho más preparada tanto física como mentalmente que antes de PyeongChang 2018”, aseguró.

Verónica Ravenna y sus expectativas para Beijing 2022

La bonaerense finalizó 24° en los últimos Juegos de Invierno e igualó el registro de la rosarina Michelle Despain-Hoeger en Torino 2006 como mejor desempeño histórico para una lugista nacional. “El objetivo en Beijing 2022 es hacer las cuatro bajadas. Terminar mejor que en PyeongChang y mejorar el récord argentino sería buenísimo”, remarcó.

LEER MÁS: La delegación argentina para Beijing 2022

Argentina llevará a Beijing 2022 solo seis atletas, la delegación menos numerosa desde Nagano 1998, donde solo viajaron la esquiadora Carola Calello y el snowboardista Mariano López. “Me parece muy triste que seamos tan pocos argentinos. Por covid se hizo muy difícil competir en los clasificatorios a los JJOO”, indicó Ravenna, que se mostró contenta con que la gran presencia femenina en la delegación: “Está bueno que seamos más mujeres porque podemos demostrar que si recibimos el mismo apoyo que los varones podemos hacer lo mismo o más”.

Sin dudas, Verónica Ravenna será una de las grandes atracciones de nómina de atletas argentinos que intentarán cumplir sus sueños a partir del próximo 4 de febrero en la capital china. El lunes 7 de febrero a las 8:50 de la mañana, en su primera bajada, ella intentará cumplir el suyo.

Invitame un café en cafecito.app

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior