fbpx
Fútbol

Un objetivo que no pudo cumplirse

La selección Sub 20 femenina no consiguió la clasificación al cuadrangular final del Sudamericano. Si bien sufrió bajas importantes, no encontró respuestas tácticas ni anímicas con una generación de jugadoras que muestra destacados recursos a futuro.

Por Julián Haramboure

Tras la inesperada igualdad ante Bolivia, Argentina se quedó sin chances de acceder al cuadrangular final del Sudamericano Sub 20, en el cual fue local. El conjunto conducido por Carlos Borrello, luego de su triunfo en el debut ante Ecuador, tuvo dos empates consecutivos sin goles frente a Colombia y Venezuela, lo cual dejó en claro una mejoría en defensa pero también dificultades para anotar.

Ese aspecto, el ofensivo, en la previa del certamen parecía la herramienta más importante del conjunto albiceleste,con la presencia de jugadoras talentosas como Dalila Ippolito, Paloma Fagiano, Justina Morcillo, Nicole Hain. El equipo generó situaciones frente a las ecuatorianas y marcó un gol a través de Sophia Braun, una de las futbolistas de mejor nivel en el certamen y que se desempeñó tanto de volante como de defensora, pero tuvo poca efectividad y algo de falta de fortuna con dos remates en el palo.

Contra Colombia, el entrenador nacional planteó un esquema más defensivo, el cual mostró respeto al rival pero tuvo poca ambición en cuanto al arco contrario. El equipo sumó un punto valioso, Braun sacó una pelota en la línea que valió como un tanto, pero las dudas en ataque se acrecentaron.

Artículos Relacionados

Fue por ello que en el partido siguiente vs Venezuela, Borrello hizo cambios y puso como titulares a Paloma Fagiano y Brisa De Angelis, aunque mantuvo el esquema táctico. Las modificaciones dieron algo más de frescura en la delantera en relación al encuentro anterior, pero la falta de efectividad continuó.

Argentina afrontó la última fecha del grupo con la obligación de ganar para acceder al cuadrangular final. Su rival, Bolivia, llegó a ese compromiso con quince goles en contra y ninguno a favor. No obstante el combinado local contó con un adversario adicional: los nervios. A pesar de que se puso al frente en menos de tres minutos con el tanto de De Angelis, recibió un sorpresivo empate sobre el final de la primera mitad. Ese fue un golpe anímico, en el complemento Argentina no consiguió recuperarse y no marcó el gol de la clasificación.

Para este encuentro el entrenador sorprendió con el ingreso de Francesca Docters en lugar de la capitana Milagros Díaz. La sorpresa se acrecentó cuando a los 27 minutos de juego, Docters salió reemplazada justamente por la volante de Gimnasia. Este tipo de cuestiones, a la larga, agregaron algo de desconcierto en las jugadoras, y la tensión e imprecisión hicieron que el combinado albiceleste se quedara sin chances de disputar la ronda decisiva.

Si bien Venezuela y Colombia son equipos en constante crecimiento, este fue sin dudas un mal paso para Argentina, conjunto que quería regresar a un Mundial Sub 20 femenino tras ocho años. La falta de una preparación previa con amistosos de mayor exigencia, las lesiones de algunas integrantes del plantel, ausencias inesperadas, y varias modificaciones negativas sobre la marcha, influyeron en que no se alcanzara el objetivo. Se trata igualmente de una generación de futbolistas que puede aportar, en un mejor contexto, a la selección mayor a futuro.

Foto: Twitter @Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior