fbpx
Hockey sobre césped y pistaNoticias

“Hay que poner en la cabeza el 2021”

Lucas Vila, jugador de Los Leones, conversó en vivo por instagram y contó cómo se viven estos días de aislamiento, la postergación de Tokio 2020, sus inicios en el hockey, la llegada al seleccionado, la marca del Mundial Junior de Rotterdam 2005 y el oro de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Uno de los jugadores más importantes del equipo que conduce Germán Orozco por su historia y su estirpe ganadora se abrió a los fans para charlar en un vivo de Instagram junto a la Confederación Argentina de Hockey. Lucas Vila contó, para empezar, cómo vive el confinamiento.

“Se hace muy difícil pasar tantos días sin tener actividad, sin tener hockey, creo que el cuerpo lo empieza a notar, ya empieza esta abstinencia de descargar energías. Pero es lo que hay que hacer por esta situación mundial, que es lo que está pasando y es algo atípico y no detenerse en lo que cada uno quiere. Hay que pensar en lo que está pasando en el mundo”.

Al respecto del lado positivo de la cuarentena, el Colo marcó: “(…) te despertás con los chicos y estás todo el día pasándola con ellos. Cuando estamos de viaje (gira con Leones) nos perdemos muchas etapas de nuestros hijos y ahora que estamos las 24 hs recuperamos un poco el tiempo perdido”.

Artículos Relacionados

En referencia a su llegada al hockey, Lucas Vila sostuvo que “fue natural”, ya que era el camino que todos estaban siguiendo en la familia, desde los abuelos, tíos, padres y hermanos. “Al estar mucho tiempo en Banco Provincia vas agarrando todo el tiempo el palo, después empezás a entrenar y se va haciendo todo más serio con la escuelita y las divisiones inferiores”, recordó y aclaró el delantero argentino.

También tocó uno de los temas de moda. Si bien cuenta con una medalla de oro en su haber (la única de todo el hockey argentino, nada mal por supuesto), Vila tenía como meta llegar a Tokio y es por eso que se descargó sobre la postergación:

“Creo que es un poco pronto para ver qué repercusiones tiene en cada uno que se estire un año más. Es una situación que no depende de cada uno, es algo que viene de mucho más arriba y hay que acatarlo y armar un nuevo plan. Más allá de lo que uno estaba preparado ahora, hay que dejarlo de lado, y poner en la cabeza el 2021. También hacer un poco lo mismo que veníamos haciendo a pesar de este retraso que se puso en el medio”.

Con una familia ligada al hockey, Lucas compartió el sintético con Rodrigo y Matías, sus hermanos mayores. “Compartí primero cancha en Banco Provincia y después en Los Leones. Son muy lindos los recuerdos que tengo de esa época, son mañanas de entrenamientos que yo no entendía nada, siendo yo un nene de 17 años y ellos mostrándome el camino. Los veía a ellos, a Mati Paredes y a Juanma (Vivaldi) que eran de los grandes, y yo recién empezaba”.

Cuando de los olvidos se trata, el Colo rememoró qué le pasó con las tartaneras en un Torneo en India. Fue así como tras salir del hotel, el delantero argentino agarró accidentalmente dos zapatillas del mismo pie, y en los 20 minutos previos de calentamiento pre-competitivo, tuvo que acudir al jugador holandés Robbert Kemperman (con quien tenía confianza) para pedirle prestada una zapatilla. “Arranqué el partido y los primeros diez minutos jugué con una de sus zapatillas, calzaba como dos talles más encima. Por suerte el hotel estaba cerca y el jefe de equipo la fue a buscar y me la trajo”, finalizó el Colo entre las risas de su anécdota.

A un partido de cumplir sus 250 juegos vistiendo la casaca de Los Leones, Lucas Vila recordó aquel título que obtuvo con varios de sus compañeros en el Mundial Junior de Rotterdam 2005, donde en la final superaron por 2-1 a Australia: “Es un recuerdo muy lindo, lo que vivimos en ese Mundial Junior, salió todo redondo. Fuimos con pocas expectativas y no teníamos experiencia internacional, estábamos fascinados con todo lo que es Europa, el hockey en Holanda. Y encima nos fue bien y éramos irresponsables. Íbamos para adelante”.

“Es una experiencia muy linda. Algo que a todo jugador le gustaría y debería probar es jugar en una liga de Europa. Tiene la contra de que es difícil alejarse de los amigos y los afectos de acá. Pero bueno hay muchas posibilidades de ligas de estar menos o más tiempo; (…) la verdad jugar en Europa te da un nivel muy alto, te da otro ritmo que lamentablemente en Argentina no tenemos porque estamos un poco atrás de ellos. Lo digo como una crítica constructiva, me gustaría que Argentina creciera y que pudiéramos alcanzar la misma infraestructura que tienen allá, pero bueno hay diferencias económicas vinculadas al deporte”, dijo sobre su experiencia en el exterior.

Y así como hizo un repaso por su carrera como jugador, no pudo obviar el punto más alto y feliz de su vida deportiva: la obtención del oro olímpico en Río 2016.

“Río nos marcó a todos, a toda esta camada de Leones. Creo que hay un antes y un después. Te quedás viendo una foto y pensando. De hecho tengo el recuerdo de estar ahí debajo de las tribunas antes de salir a la cancha (en la final). Nunca jugamos ante tanta gente, quizás sí en la India, pero no es lo mismo escuchar los “cantitos” de Argentina. El hecho de salir a la cancha y ver el celeste y blanco de la gente es una sensación que no se si la puedo comparar con otra cosa en mi carrera. Es el mejor recuerdo, por lejos”.

Concluyendo con un mensaje de aliento para quienes buscan dar sus primeros pasos en el hockey, Lucas Vila, campeón Olímpico de Río 2016, destacó que nunca hay que bajar los brazos y hay que buscar el camino que de más resultados y agregó: “Hay que aferrarse a eso, obvio habrán muchas cosas que dejar de lado para dedicarse al hockey (…) Tener un objetivo a largo plazo y saber que en el camino va a haber caídas y golpes. Pero seguir metiéndole y buscar el camino”.

Foto: Martín Waichman para AAD

Fuente de la nota: vivo Instagram @Argfieldhockey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior