Pallares, la goleadora que juega y enseña

0
9

Además de integrar el seleccionado femenino de básquet sobre silla de ruedas, encabeza un proyecto en Tucumán.

“Amo el deporte y amo el básquetbol”, afirma Fernanda Pallares. La goleadora del seleccionado argentino, que continúa con sus entrenamientos y trabajos físicos durante la cuarentena a través de la plataforma Zoom, asegura que “el deporte me ayudó y cambió la vida”.

La tucumana Fernanda Pallares tenía tres años cuando le colocaron mal una inyección que le dañó el nervio ciático de la pierna derecha y eso le provocó una lesión. Sin embargo, no le impidió hacer deportes. “Jugaba al vóleibol convencional y lo hacía muy bien”, recuerda.

Su historia con el basquetbol en silla de ruedas tuvo dos etapas. La primera, a los 8 años. “Mi padre no quería porque me veía muy chiquita”, explica. Fue en ese entonces cuando se subió a una silla de ruedas por primera vez. “No tuve vergüenza, pero sí miedo de caerme. Sufrí mucho la discapacidad en mi niñez, pero por suerte lo fui superando con el apoyo de mi familia”, contó.

La segunda oportunidad llegó 10 años después. Tenía 18 y fue por una invitación del presidente del FADIT de Tucumán. Allí, entonces, comenzó a construir su carrera y en apenas dos años desembarcó en la Selección. “El momento más emocionante fue cuando ganamos la medalla de bronce en Toronto 2015 y nos clasificamos a Río 2016”, dice. Allí, en Brasil, fue la goleadora del equipo argentino.

Su camino continúo en ascenso hasta que un día recibió una propuesta que la entusiasmó. La invitaron a participar de un proyecto para enseñar básquetbol adaptado en su Banda de Salí natal. “Me encanta enseñar; me siento muy identificada con el básquetbol. Además, quiero que este hermoso deporte siga creciendo”.

Amante del deporte, Pallares no descarta practicar con otras disciplinas. “Me gustaría probar con natación y tenis de mesa”, asegura del mismo modo que afirma que “el deporte le cambia la vida a una persona con discapacidad”.  

Foto: Paradeportes.