fbpx
HandballSin categoríaSlider

Gonzalo Carou, que 11 no son pocos

Gonzalo Carou, pívot de la Selección Argentina, estará presente en su décimo primer Mundial con los Gladiadores y tiene el récord mundial de participaciones.
Por Romina Miranda

“Un año y vuelvo” había pensado Gonzalo Carou cuando fue a España por primera vez. Vaya si se equivocó porque con un breve paso por Francia, el argentino continúa en León donde juega en Ademar.

Un amigo lo llevó a jugar a La Salle para pasar a River donde Dady Gallardo le puso la ficha y lo incentivó a seguir jugando. En 2001 armó las valijas y se mudó a Éibar para jugar en Juventud Deportiva Arrate, con el que consiguió el ascenso a la Primera División. En 2008 llegó al Ademar, donde fue capitán y se desempeño hasta que en el 2020 pasó a Puerto Sagunto. Luego de un paso por Francia, en el Istres regresó a León para cosechar logros importantes.

En el 2020 fue elegido como mejor defensor de la Liga Asobal y recibió el diploma al mérito por parte de los Premios Konex. Y la postergación de los Juegos Olímpicos le dio un año más de carrera, porque con el cambio de club en el año de la pandemia podría haberse apagado la llama de jugar. Con el acompañamiento de su familia pudo dejar Ademar, no de la forma que hubiera querido, y mudarse a Puerto Sagunto. ¿Podría haber vuelto a entrenar a Argentina como Seba Simonet? Sí, claro. Pero como expresó Carou, a su edad es muy difícil trabajar de otra cosa y entrenar por lo que necesitaba mantenerse en una liga profesional.

Artículos Relacionados
Gonzalo Carou era olímpico por segunda vez en su vida

Sin embargo, los argentinos podrán disfrutarlo, posiblemente, por última vez en un Mundial Adulto y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Un jugador que siempre está presente y que desde el pivote sabe cómo ayudar para destrabar cuando la parte ofensiva de su equipo está en dificultades.

En la Selección prácticamente está su otra casa porque debutó en 1999, fue capitán entre 2004 y 2007 y desde 2012 ejerce otra vez esa función luego del retiro de Andrés Kogovsek. Ganó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara que les dio la clasificación a los Gladiadores al debut en un Juego Olímpico con una importante victoria ante Brasil 26-23. Obtuvo la presea de plata en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 y Toronto 2015.

Como si eso fuera poco, formó parte del equipo en los seis títulos panamericanos que ganó Argentina, campeón en el Cuatro Naciones de San Juan, clasificaciones olímpicas, disputó los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y de Río 2016 y 10 Mundiales, entre ellos los de Suecia 2011 y Qatar 2015, en los que el seleccionado terminó duodécimo, su mejor resultado histórico. Y el viernes será el debut en el undécimo Mundial para Carou, ese que lo ubicará en las páginas doradas como quien más presencias, y consecutivas, tuvo esta competencia.

Campeón del Cuatro Naciones de San Juan 2019. Foto: Peri Soler

Hoy, con 41 años se prepara para enfrentar dos grandes desafíos con la Selección en el 2021: el Mundial de Egipto 2021 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Desde el pívot argentino supo convertirles a las mejores selecciones del mundo. Estuvo presente en triunfos que quedaron en la historia. Triunfo ante Suecia, en el 2011, que luego terminó cuarto. Estuvo en el primer triunfo en la historia de la Selección Argentina sobre Polonia con un contundente 29-24 en la segunda fecha la 43ra edición del Torneo Internacional Domingo Bárcenas y se convirtió en la undécima victoria sobre un rival europeo.

Fue parte de la primera vez que Argentina fue parte de los Juegos Olímpicos en el 2012. Los Gladiadores le ganaron por 32 a 21 a Gran Bretaña y lograron así la primera victoria en esta edición de los Juegos. Y en el 2018 con un triunfo por 29-24 sobre Brasil, los Gladiadores se consagraron en Groenlandia y así coronaron su clasificación al Mundial. Supo jugar ante estadio lleno en Tecnópolis en el Panamericano de Selecciones en el 2016.

El festejo con su familia luego de ser campeón en Lima 2019.

Una carrera llena de momentos felices y otros no tanto. El llanto cuando Qatar los eliminó de los Juegos Olímpicos de Río 2016, o cuando Usain Bolt le negó una foto en la Villa Olímpica, por nombrar algunos.

El capitán, a sus 41 años, parece un pibe de 20.

Fotos: Peri Soler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior