fbpx
ExteriorGimnasiaNoticias

Cuatro entrenadoras de gimnasia rítmica, apartadas en España por acusaciones de maltrato

Se trata de Ruth Fernández, entrenadora del CAR de León, y su equipo técnico. Están acusadas de abuso verbal contra una menor de edad.

Los casos de maltrato en el deporte, lamentablemente, no son escasos. Y menos aún si se habla de maltratos por parte de entrenadores hacia menores de edad, lo cual agrava todavía más la situación. En las últimas semanas, trascendió en España una noticia importante e impactante referida a esto: Ruth Fernández, una reconocida exgimnasta rítmica y ahora entrenadora de selecciones Juniors españolas, fue acusada de abuso verbal contra Claudia Jaimez, menor de edad. En la denuncia también están incluidas Nuria Castaño, Eva Pelayo y Beatriz Brito, integrantes de su equipo técnico. Fernández es, también, entrenadora del club Ritmo, donde entrena Sol Martínez Fainberg, la joven que representa a Argentina.

Jaimez entrenó en el club CAR (Centro de Alto Rendimiento) de León cuando tenía 14 años, entre noviembre de 2019 y marzo de 2020. Su madre y ella presentaron una queja al CAR, debido a insultos y maltrato verbal, y las delegadas de protección del club abrieron un expediente, siguiendo los protocolos para la prevención, detección y actuación frente al acoso y abuso sexual. La investigación duró 7 meses, y según la resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD), se encontraron indicios claros de abuso y acoso por parte de Fernández y su equipo, además de remarcar que hubo omisión y ausencia de reacción frente a estos por parte de la Real Federación Española de Gimnasia (RFEG).

«El primer mes en León todo fue bien. Después de Navidades empezaron los insultos. Te hacían sentir que no valías nada. ‘Bollycao, mazapán, inútil, eres la peor del equipo nacional, eres peor que las niñas pequeñas. Así no vas a llegar a nada, te van a echar’. Entrás en un bucle porque te pones nerviosa por todo lo que te están diciendo y no eres capaz de concentrarte en lo que realmente tienes que hacer. Y entrás en un bucle de fallo, fallo, fallo y todo va a peor», contó Jaimez en conversaciones con un medio español. Cabe destacar que Fernández ya había recibido un apercibimiento por quejas de otra gimnasta, Carla Vilasánchez, y le habían prohibido pesar a las gimnastas, algo para lo que tenía que ponerse de acuerdo con la Agencia Española para la Protección y la Salud en el Deporte (AEPSAD).

Ahora, esta semana, el presidente de la RFEG, Jesús Carballo, viajó a León para reunirse con las entrenadoras acusadas, y les ha comunicado que, mientras el procedimiento abierto el pasado octubre por el CSD se mantenga, y se decida qué sanción se aplicará, no podrán acudir al club. Además, tampoco viajarán con el equipo español júnior al Europeo de gimnasia rítmica, que se realizará en junio. El Comité Asesor de la CSD se encuentra recopilando información, justamente, para poder decidir las sanciones que se aplicarán, algo que puede extenderse varias semanas, porque el reglamento interno de los centros de alto rendimiento es anterior a la actualización de los protocolos, y prevé sanciones muy leves.

Foto: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior