fbpx
NoticiasTenis

Horacio Zeballos: de buen singlista a doblista top

El marplatense decidió hace unos años dedicarse exclusivamente al dobles y le trajo enormes resultados: es el argentino con más títulos en dobles, con 18.

Era febrero de 2013 cuando, en Viña del Mar, Horacio Zeballos lograba su primer título ATP en singles, sobre polvo de ladrillo, venciendo nada más y nada menos que a Rafael Nadal. Ese fue, seguramente, el mejor año de la carrera del marplatense, quien logró alcanzar el puesto 39 del ranking. Hasta entonces, acumulaba una final perdida en esa modalidad, además de dos títulos y una final perdida en dobles, modalidad en la que tenía buenas actuaciones, pero a la que no se dedicaba.

En singles, no volvió a lograr demasiados resultados destacados, excepto por una cuarta ronda en Roland Garros en 2017. Sin embargo, en dobles sí empezó a cosechar títulos: 7 entre 2016 y 2018, lo que lo llevó a ubicarse entre los 30 mejores del ranking en esta modalidad. En enero de 2019, Horacio disputó su último torneo de singles, donde ya hace rato que jugaba con menos continuidad, y empezó a dedicarse completamente al dobles. Y vaya si terminaría siendo una buena decisión…

Sus logros lo convirtieron en el tenista argentino con más títulos de la historia en dobles masculino: 18, 2 más que Guillermo Vilas

Artículos Relacionados

Esa misma temporada, llegarían 3 títulos más: todos con compañeros diferentes, incluidos dos Masters 1000. Uno fue junto al croata Nikola Mektic, y otro junto al español Marcel Granollers, quien a partir de esa temporada empezó a ser su compañero habitual en el circuito. En agosto de 2019, tras ganar su segundo M1000, ingresó al Top 10, y hasta hoy, nunca salió, alcanzando como mejor posición el tercer lugar del ranking. En el medio sumó otros 5 títulos, 3 de ellos M1000, además de alcanzar dos finales de Grand Slam.

Dueño de un buen saque, buena derecha y gran revés a una mano, Zeballos siempre tuvo grandes condiciones para el dobles: de hecho, en 2010, 2013 y 2014 fue uno de los doblistas argentinos que formó parte del equipo de Copa Davis, más allá de que todavía priorizaba el circuito individual en ese momento. Pero con la decisión tomada en 2019 de dedicarse exclusivamente al dobles fue que pudo explotar totalmente su potencial: los logros mencionados anteriormente lo llevaron a ser el tenista argentino con más títulos de la historia en dobles masculino: con su reciente consagración en Cincinnati, alcanzó los 18 trofeos, 2 más que Guillermo Vilas, nada menos.

Zeballos (derecha) junto al español Marcel Granollers, tras consagrarse en el M1000 de Cincinnati. Foto: Matthew Stockman

Para Argentina, lógicamente, es una gran noticia, pero no solo pensando en tener un jugador top dentro del circuito de dobles, algo que no pasaba hace rato, sino pensando en otro torneo: la Copa Davis. En los últimos años, el seleccionado nacional ha sufrido mucho a la hora de poder conformar el dobles para cada serie, muchas veces improvisando, ante la falta de doblistas de alto nivel. En el último tiempo, con el crecimiento de Zeballos, este se ha vuelto una garantía en ese sentido, sumado a las buenas actuaciones de otros doblistas argentinos, como Machi González y Andrés Molteni.

A veces, hay que sacrificar algo para tener buenos resultados. Esto es lo que hizo Horacio Zeballos, al abandonar el circuito de singles para dedicarse exclusivamente al dobles. En este caso, el “sacrificio” terminó pagando sus frutos: pasó de ser un buen singlista, a ser uno de los mejores doblistas del mundo, y de la historia del tenis nacional. El deporte de la pelotita amarilla, en nuestro país, más que contento.

Foto: Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior