fbpx
HandballNoticias

Lucas Moscariello, garantía para la albiceleste

Lucas Moscariello, pivote de Los Gladiadores y del Montpellier francés, cumple 30 años este 19 de febrero. Conocé más sobre él en esta nota

Un día como hoy, 19 de febrero, pero de 1992, nacía Lucas Moscariello. Este sábado, el pivote del Montpellier de Francia está cumpliendo 30 años, de los cuales los últimos han sido muy fructíferos para “Mosca”. Además de tener la posibilidad de jugar en un grande de Europa, hace algunos años se ganó un lugar importante en Los Gladiadores, la Selección Argentina de handball.

Lee también: Argentina recibirá 3 torneos continentales de handball en marzo

Moscariello dio sus primeros pasos en el handball en CIDECO, club ubicado en su Lanús natal. Después de unos años, tras su primer año como junior, pasó a SEDALO, otro club de la misma ciudad. En este club jugó durante 3 años, participando en la Liga Metropolitana, organizada por la FeMeBal (Federación Metropolitana de Balonmano). Al mismo tiempo, empezaba ya a acumular convocatorias a Selecciones juveniles, jugando incluso algunos mundiales.

Artículos Relacionados

A sus 21 años, decidió migrar hacia Europa, en busca de mejores oportunidades. Así llegó a Francia, para jugar primero, durante un año en el Saint Gratien de la tercera división, y luego dos temporadas en el Billiere, de la segunda categoría. Para la temporada 2016-17, dejó el país galo para jugar en España, más precisamente en el Villa de Aranda. Allí jugó 2 años, uno en la ASOBAL, la primera división, y otro en la División de Honor Plata. Lucas analizó seriamente la posibilidad de volver a Argentina, para estudiar kinesiología, tras el descenso de su equipo. FInalmente, decidió quedarse, y vaya que la decisión traería sus frutos más adelante.

Lucas Moscariello durante el 4 naciones de San Juan, en 2019

En 2018, cambiaría de equipo en España, fichando por el Cuenca. Ya el año anterior, “Mosca” había sido una de las sorpresas de Eduardo Gallardo; el Dt de los Gladiadores lo incluyó en el plantel que disputó el Mundial de Francia. En ese momento, en su puesto estaban 2 históricos de Los Gladiadores: Gonzalo Carou y Pablo Portela. Por supuesto, Moscariello aparecía como una alternativa “fresca” en el puesto.

Sin embargo, el pivote de Lanús no volvería a dejar la Selección. En 2018, sería parte del plantel campeón del Panamericano de Groenlandia, y subcampeón de los Juegos Suramericanos de Cochabamba. En 2019, se consagraría campeón de los Juegos Panamericanos de Lima, tras haber jugado a principios de ese año su segundo Mundial. También lograría el título en el 4 naciones, torneo disputado en San Juan. El 2020 le traería un nuevo título, en el Centro-Sur de Maringá, venciendo nada menos que a Brasil, el local, en la final.

2021 sería un año clave para Lucas Moscariello. Fue uno de los jugadores más destacados de Los Gladiadores en el Mundial de Egipto, el mejor mundial de la historia para el seleccionado nacional (11° puesto). Allí, su importancia en el equipo quedó reflejada en las estadísticas: fue el jugador que más tiempo estuvo en cancha, con un promedio de 41 minutos. Sus aportes en defensa y en ataque (21 goles), gracias a su gran potencia física y a su entrega total, son claves.

Esa gran actuación en Egipto le permitió a “Mosca” dar el salto más importante de su carrera: el Montpellier de Francia, uno de los equipos más grandes de Europa, donde juega también Diego Simonet. Su llegada se concretó luego de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde Argentina perdió todos sus partidos, en un verdadero grupo de la muerte. Tras un comienzo duro, por la dificultad de adaptarse a un nuevo país, Moscariello empezó a sentirse cada vez mejor, según él mismo le contó a Argentina Amateur Deporte.

Lucas Moscariello ya en el Montpellier, el mayor desafío de su carrera a nivel clubes

Por eso, la ilusión de cara a este 2022 es poder seguir levantando su nivel. “Me gustaría consolidarme, poder aportarle más al equipo. En lo grupal, espero que nos empiece a ir bien en el campeonato, que es la deuda pendiente, y mantener el nivel en la Champions, que lo venimos haciendo muy bien”. Con Los Gladiadores, por su parte, el año comenzó con un subcampeonato en el Centro-Sur, que les dio la clasificación al Mundial de 2023. En un 2022 sin tanta competencia a nivel selecciones, “Mosca” podrá enfocarse en su club. Sentirse mejor y levantar su nivel sería no solo beneficioso para él, si no para Los Gladiadores, donde el pivote ya es uno de los referentes indiscutidos.

Foto: IHF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior