fbpx
GéneroNoticias

Crocinelli: “No está el escenario dado para que la orientación sexual no sea noticia”

Hoy se celebra el día de la visibilización de todas las identidades, el día del orgullo, un espacio destinado a la reivindicación de todas las voces, todos los cuerpos, binarias y no binarias. “En los vestuarios la heteronorma es lo que rige”, reconoció Rafael Crocinelli, en entrevista con AAD.

Por Sol D’Amato

“Si llorás en el vestuario, te tildan de Maricón”. “Pelearse es de machos”… Que sos negro, que sos gordo, que sos puto, que sos… El deporte es sin dudas cuna de encasillamientos, sentimientos reprimidos, estereotipos corporales y arraigo de masculinidades que no van más.

Lejos de leer noticias sobre cómo el fútbol se adapta a las necesidades sociales, todavía se leen aquellas que lo involucran en hechos de violencia machista, de aprietes, de insultos xenófobos y racistas. “Lo que busco es visibilizar todo esto y tratar de que se comience a implementar una formación integral el jugador, para que el día de mañana, él sepa que hacer, y que la pelota no se termine comiendo vidas”. Quien habla es Rafael Crocinelli, autor de “Cuerpos que [no] importan”, un libro que relata la realidad de la vida de una veintena de futbolistas que día a día deben lidiar con el “como sí” de este deporte.

Entrevisté a compañeros de Everton de La Plata, mientras yo era jugador, equipo que milita en el Federal B. Y también me basé de las relaciones que tenía en Estudiantes de La Plata, que por ese entonces estaba el Chino Benítez, que me posibilitó estar ahí al calor de los entrenamientos para entrevistar a jugadores”, contó Crocinelli. “¿Por qué Everton y Estudiantes? Porque serían los que no importan, los que no llegaron a ser profesionales, los que quedaron por fuera del sistema de alguna forma por no responder al biotipo. ¿Qué es lo que se busca en el fútbol que tenemos? El biotipo son las características, las condiciones para pertenecer al fútbol profesional. Y los de Estudiantes son los que sí respondieron, los que vemos en la tele, las revistas y los que importarían en esta clave de sistema capitalista”, agregó.

“Ser futbolista tiene muchos costos, es una gran escuela, pero es fundamental que se acompañe a los deportistas de manera integral, con personas capacitadas para atender a las necesidades que surgen y siempre proyectarles una vida y para tratar de sacarlos de la burbuja, que se pincha cuando se retira o no firma su contrato. Entonces creo que está mal administrado el deporte y es fundamental generar las condiciones para tratar de revertir esto y que el deporte sea realmente una herramienta de transformación”, confesó Crocinelli.

Dentro de este aspecto, Rafael fue futbolista semiprofesional. No reniega de su pasado, pero, cuando su burbuja se pinchó, pudo encontrar en la facultad un espacio de reconstrucción. “Correrme, a nivel personal, fue sumamente enriquecedor, de crecimiento neto, donde empecé a desnaturalizar un montón de prácticas, donde me cambió la vida, cambió mi relación con el mundo, con las amistades que tenía cerca, con los espacios que frecuentaba”, reconoció.

“Pero por dos años dejé de ir a la cancha y dejé de jugar al fútbol, o sea implicó mucho dolor, muchas noches de llanto, porque por un momento la vida del deportista parece ya escrita, diagramada como un guión, y uno va viviendo, va a la cancha, a entrenar de manera mecánica, y no está bueno perder esa autonomía crítica que no se genera”, dijo también.

En el marco de la autorreflexión, Crocinelli reconoció que aún con la influencia de las corrientes feministas, “que encabezan las mujeres”, todavía queda mucho por trabajar. El ejemplo concreto es el caso de Josh Cavallo, futbolista estadounidense que el año pasado asumió su homosexualidad, y lejos de sentir alivio, el espacio que debería contenerlo y acompañarlo se volvió hostil. “Justin Fashanu, con una situación similar en los noventa, con represalias en ambos casos, tuvo las mismas consecuencias, con 20 años de diferencia”, recordó.

“Creo que no está el escenario dado para que la orientación sexual de un futbolista no sea noticia. En los vestuarios la heteronorma es lo que rige y todas las conversaciones de los chicos, entre los tópicos se encuentra la cosificación de la mujer, o sea, la mujer como trofeo, para recibir la acreditación de un compañero. Los tópicos no posibilitan un escenario para que haya una diferencia o para la diversidad. Entonces es muy difícil, pero los chicos creen desde lo discursivo, por lo menos ser inclusivos, pero la verdad que el espacio poco lo es”, reconoció Rafael.

Yo conozco de chicos que me han dicho ser gay en la Liga Profesional y que no lo pueden decir por la respuesta que puede haber desde las tribunas y dentro de la cancha”, admitió.

“Partimos de pensar y de reconocer que el deporte ha sido un espacio configurado por varones, masculino, masculinizante por ende. Y también se lo ve en que conocemos, o se sabe, además, de más autores que de autoras, o sea, la historia misma. Y no porque no haya habido mujeres precisamente, sino porque no se le ha dado ese lugar para la visibilización”, retomó Rafael y agregó: “Sí te puedo decir que hay lugares donde son más machistas. Por ejemplo el fútbol es uno de los bastiones más duros del patriarcado y el machismo, el rugby, con el agregado de esta cuestión de clase tan marcada. Pero yo creo que el deporte en general es un espacio que continúa esa tendencia masculinizante”.

“Creo que a través de las áreas de género de los clubes en general, se pueden motorizar muchas acciones y por ahí pasa la clave del cambio. A su vez, no con el tipo de leyes como la de Educación Sexual Integral, que vienen a acompañar e impulsar, también la Ley Micaela en los espacios estatales. Bueno, todo eso viene a acompañar y también a dar mayor luz en lo que hablamos exclusivamente del deporte”, remató.

En el día de la visibilización de todas las identidades, el deporte es sin duda el sector que más deuda tiene con las disidencias, donde más cuesta ser, donde más le cuesta a los y las deportistas desarrollarse de manera integral. Siendo un instrumento de educación, formación profesional y social, todavía no tiene espacios propicios por fuera de la heteronormativa.

Actualización ranking mundial
Click acá

Fotos: Comuna de Teodelina

Sol D'Amato

Periodista Deportiva, Profesora de Educación Física y Fotógrafa. Hablo de básquet, género y noticias generales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior