fbpx
Deportes de inviernoJuegosSlider

Los 10 mejores momentos de Beijing 2022: entre covid y nieve artificial

Foto: Marca Claro

Uno de los grandes eventos de este año fueron los Juegos Olímpicos de Invierno 2022. Aquí un repaso por lo más destacado.

Por: Facundo Osa

La previa y el desarrollo de la última edición de los Juegos Olímpicos de Invierno estuvieron marcados por factores extradeportivos que hicieron dudar de la idoneidad de la capital china como sede. La desaparición y la repentina aparición de Peng Shuai luego de los rumores de su secuestro por parte de las fuerzas del gobierno, las denuncias de violaciones sistemáticas de derechos humanos hacia la población uigur en Xingjiang, las políticas de Covid Cero y los boicots diplomáticos de distintos países fueron un condimento inusual a la fiesta de los deportes de invierno.

Sin embargo, y para fortuna de los espectadores, esto no se tradujo en irregularidades ni afectó a las pruebas que incluyen el calendario olímpico, por lo que la lista de mejores momentos que van a leer a continuación se dio en un marco íntegro de deportividad y competencia.

Artículos Relacionados

10. El regreso de Therese Johaug

La esquiadora de fondo noruega irrumpió en la escena olímpica en Vancouver 2010 llevándose el oro en el relevo de 4 x 5 kilómetros con tan solo 22 años y en Sochi 2014 demostró que individualmente también tenía condiciones al quedarse con la plata en los 30 kilómetros y el bronce en los 10. Todo apuntaba a que su coronación iba a llegar en Pyeongchang 2018, aunque un año antes fue sancionada por 13 meses luego de que se le encontrara clostebol, un esteroide anabolizante, en sangre en un test de doping.

Tras cuatro años de espera Johaug se desquitó en Beijing 2022 obteniendo un pleno en el esquí de fondo individual: ganó los 10, 15 y 30 kilómetros revalidando lo hecho en los Mundiales de 2019 y 2021, donde ganó todas las pruebas menos la del relevo 4 x 5 en 2019.

9. Los hermanos Boe comparten el podio

Foto: Seattle Sports

Uno de los aspectos más difíciles de lidiar en el alto rendimiento es la espiral solitaria en la que los atletas se pueden ver envueltos si no cuentan con muchos compatriotas en su disciplina a lo largo de la temporada. Es por esto que el caso de los Boe fue emblemático ya que, si bien habían compartido el segundo escalón del podio en Pyeongchang 2018 como parte del equipo noruego de biatlón, en Beijing 2022 estuvieron juntos en una prueba individual luego de que Johannes ganara el sprint y Tarjei se llevara el bronce.

8. La generación dorada de Nueva Zelanda

Antes de Beijing 2022 la historia olímpica de los kiwis no era la más rica en términos de medallas, aunque llegaban con viento en popa después de conseguir dos bronces en los Juegos de 2018 de la mano de Zoi Sadowski (snowboard Big Air) y Nico Porteous (esquí acrobático Halfpipe).

Foto: News Hub

El broche de oro, literalmente, a esa extensa búsqueda por la presea máxima llegó este año cuando Sadowski se adueñó de la prueba de Slopestyle, luego también se quedaría con la plata en Big Air, y, días más tarde, Porteous haría lo propio en el Halfpipe para elevar la cosecha histórica de Nueva Zelanda a 6 medallas, 5 de las cuales los tuvo a ellos como protagonistas (la restante fue la de plata que consiguió Annelise Coberger en Albertville 1992).

7. C´est magnifique

Foto: Eurosports

En Pyeongchang 2018 la pareja compuesta por Gabriella Papadakis y Gillaume Cizeron quedó a las puertas del campeonato olímpico de danza sobre hielo y se tuvo que conformar con la medalla de plata. Sin embargo, esto no hizo más que motivarlos durante su olimpiada: fueron bicampeones mundiales y europeos en 2018 y 2019 y llegaban a Beijing con la dupla a vencer.

Los resultados hablaron por sí solos: récord mundial en el programa de danza rítmica (90.83) y una gran actuación en el de danza libre (136.15) que les aseguró la medalla de oro y el nuevo récord mundial de puntuación general con 226.98 puntos recibidos. “Estos cuatro años han girado en torno a esto”, declaró la francesa luego de su gesta, y vaya si tenía razón.

6. La medalla que le faltaba a Niklas Edin

Foto: KSL Sports

El seleccionado masculino sueco de curling tuvo una década de menor a mayor. En ese periodo fueron hexacampeones mundiales, cuatro veces de forma consecutiva entre 2018 y 2022, y se repartieron con Escocia y Suiza el liderazgo europeo. Pero si había algo que le faltaba a este equipo era el oro olímpico: en Sochi habían ganado el bronce y en Pyeongchang Estados Unidos les amargó la final, por lo que la tercera debía ser la vencida.

Luego de finalizar el round robin con el segundo mejor registro (7-2), los suecos avanzaron de ronda hasta llegar nuevamente a la final, donde los esperaba el equipo de Gran Bretaña. Fue un encuentro parejo y conservador en el cual varios ends terminaron sin puntos y el ganador se tuvo que determinar en una manga extra luego de la igualdad en 4 con la que finalizaron en las 10 reglamentarias. Allí fue donde surgió el liderazgo de Edin para conseguir el punto con el cual Suecia se coronó campeón de curling masculino por primera vez en su historia.

5. Una remontada de película

Foto: The Washington Post

El esquí alpino suele ser un deporte relativamente predecible en todas sus modalidades. Aquellos atletas que finalizan en las primeras posiciones luego de la primera pasada son los candidatos a repetir su performance en la segunda para determinar el orden final del podio. Pero, cada tanto, alguien tiene el coraje suficiente para desafiar a la lógica y demostrar que las probabilidades son números fríos que no siempre reflejan la realidad.

Ese fue el caso de Petra Vlhová, la esquiadora eslovaca que junto con Mikaela Shiffrin llegaba como una de las candidatas en el slalom, aunque luego de su octavo lugar en la primera pasada parecía haber quedado fuera de la pelea por medallas. Sin embargo, los presentes en el distrito de Yanqing vieron una de las mejores actuaciones de la historia del slalom en Juegos Olímpicos que le valió el primer lugar de la tabla general a Vlhová por tan solo 8 milésimas de ventaja sobre Katharina Linsberger, quien también había tenido su propia remontada al escalar del séptimo lugar al segundo.

4. Una despedida desapercibida

Foto: Marca Claro

El panorama en Beijing no era el más favorable para Hanyu Yuzuru. El japonés, que en 2018 se había convertido en el tercer bicampeón olímpico de la historia del patinaje artístico, llegó físicamente al límite a China, lo que se terminó viendo reflejado en su actuación. Terminó en la octava posición luego del programa corto y remontó en el programa libre, escalando hasta la tercera posición y la cuarta de la tabla general.

Pese a que Nathan Chen se adjudicó el oro con récord mundial incluido en el programa corto, todos los flashes se posaron sobre Yuzuru, que no pudo conseguir su tercera medalla ni pasar a la historia como el primer tricampeón olímpico de la disciplina. En abril anunció que no participaría del Mundial y en julio finalmente tomó la decisión de retirarse, siendo los Juegos Olímpicos de Invierno la última actuación de su carrera.

3. El triplete de Eileen Gu

Foto: KCRA

Dar el salto de las categorías juveniles a las mayores puede ser difícil para gran parte de los deportistas. Las exigencias no son las mismas, los rivales tienen más experiencia que uno y la confianza puede tambalear ante este tipo de situaciones. Sin embargo, hay atletas como Eileen Gu que no tienen problema alguno y consiguen asentar su dominio en sus primeros pasos: en los Juegos de la Juventud en Lausana 2020 se llevó dos oros (Big Air y Halfpipe) y una plata (Slopestyle) en esquí acrobático y en Beijing 2022 repitió la gesta, convirtiéndose en la primera esquiadora acrobática en llevarse tres medallas en un mismo JJ.OO. gracias a la inclusión del Big Air a partir de esta edición.

Para agigantar aún más su logro, lo consiguió estando en el epicentro de las críticas por representar a China pese a haber vivido casi toda su vida en Estados Unidos. Con tan solo 20 años supo centrarse en el deporte y esquivar todas las preguntas relacionadas con su persona y su origen para sumar tres preseas para el país anfitrión en la lucha por registrar su mejor actuación en el medallero de los Juegos Olímpicos de Invierno.

2. Adiós vaquero

Foto: ESPN

Gran parte de la previa de los Juegos Olímpicos giró en torno al último baile de Shaun White, el hasta entonces vigente tricampeón de la prueba de Halfpipe de snowboard. Con 35 años buscaba seguir engrosando su palmarés y dejar la vara extremadamente alta para toda una generación que estaba expectante después de años de haber estado a la sombra de su figura.

Antes de su última pasada la gesta parecía imposible: su 86.25 lo situaba fuera del podio en la cuarta posición a 7 puntos del primer lugar. En su último intento se cayó en el segundo salto, finalizando así una carrera de más de 15 años de vigencia en la cima del deporte. Los aplausos que llegaron de los espectadores presentes en el Genting Snow Park terminaron por forzar las lágrimas de White, que, pese a no haber ganado, se despidió por lo alto.

1. El infierno de Kamila Valieva

Foto: The Washington Post

Lamentablemente para el deporte, el primer puesto de este ranking se lo lleva, casi de forma unánime, Kamila Valieva por el caos que la rodeó desde el 9 de febrero hasta la finalización de los Juegos. Luego de ganar el oro en la prueba por equipos y de superar por más de 30 puntos a Kaori Sakamoto en el programa corto individual, los rumores de un posible doping comenzaron a circular por los pasillos de la Villa Olímpica.

Dos días después se confirmó que la patinadora rusa había dado positivo de trimetazidina (un medicamento para las anginas que mejora la resistencia y la circulación en sangre) en un test realizado en diciembre de 2021 que desató la polémica. Al estar rotulada como “persona protegida” por el TAS por ser menor de edad, se le permitió participar en el programa libre aunque, en caso de ganar una medalla, no iba a recibirla hasta que se aclarara su caso. El 17 de febrero cedió ante la presión, se cayó dos veces en su prueba, tambaleó en tres aterrizajes, finalizó en la cuarta posición general y abandonó la pista llorando desconsolada gritando “odio este deporte”. 

Luego de que la Agencia Antidopaje de Rusia (RUSADA) no emitiera un veredicto, en noviembre el TAS pidió oficialmente una sanción de 4 años para Valieva, que puede ser apelada por RUSADA.

Actualización ranking mundial
Click acá

Seguir leyendo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior