fbpx
HandballNoticias

De contra es la clave

Los Gladiadores vencieron a Uruguay por 31-21 en un amistoso que se realizó en SAG Villa Ballester. El goleador argentino fue Lucas Moscariello con cinco.

El 21 de enero será el debut de Argentina en el Clasificatorio Centro-Sur de Maringá y por ello luego de haber entrenado en el CeNARD y en Mar del Plata, disputaron un partido amistoso en la mañana del sábado.

Con casi plantel completo por la ausencia de Gonzalo Carou, los dirigidos por Manolo Cadenas superaron a Uruguay por 31-21 a cuatro días de lo que será el primer partido en Brasil.

El estadio de la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester estuvo con una gran concurrencia de público para disfritar, por ejemplo de Diego Simonet que no jugaba allí desde hace un poco más de siete años.

Artículos Relacionados

Los vigentes campeones de los Juegos Panamericanos y clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio comenzaron el encuentro ante Uruguay con no tanta fluidez en el ataque aunque sí fuertes en defensa. Prácticamente desde el inicio del partido, se realizaron cambios de defensa ataque con Bonanno cuidando la portería argentina y los posteriores ingresos de Diego Simonet o Pablo Simonet. En los primeros minutos llamó la atención los inconvenientes con el balón, que simple vista era por problemas con el pega ya que no corría y dificultaba los ataques de ambos equipos.

Fueron unos primeros minutos muy parejos en el marcador y con el portero uruguayo Felipe González con unas tapadas clave que detuvieron el goleo albiceleste. Sin embargo, Ignacio Pizarro desde el extremo izquierdo convirtió en dos ocasiones para sacar una diferencia que se valoraba. Como suele ser habitual en esta clase de partidos, Manolo Cadenas le dio minutos a todos los que estaban en la plantilla y que posteriormente tuvieron un desempeño satisfactorio. Cuando el cronómetro señalaba entre los 15 y los 24 minutos del primer tiempo, los problemas en el traslado del balón se acentuaron y la fluidez del ataque no se hacía presente en los Gladiadores.

En los últimos minutos del primer periodo, Argentina tuvo todo lo que le sale bien: contraataque y gol. Así sacó una ventaja de cinco goles y se fueron al descanso 14-9.

En el segundo tiempo los Gladiadores continuaron con la victoria y los jóvenes como los más experimentados del plantel jugaron otra clase de handball. Estuvieron más confiados y con mayor seguridad en los lanzamientos para llevarse el triunfo por 31-21.

Este partido dejó entre muchas cosas: el buen estado físico de Sebastián Simonet con la explosión habitual y la anotación de goles importantes. La confianza de Lucas Moscariello en el pívot, los lanzamientos imposibles de Ignacio Pizarro y Federico Fernández, la fuerza de Lucas Aizen y esos tiros con pura potencia. El gran regreso de Federico Pizarro quien quiere dejar ese mal 2019 y las lesiones para volver a ser ese que siempre fue. La vuelta de Diego Simonet para jugar en su tierra local y todos los Gladiadores que dejaron todo aunque fuera un amistoso.

Goles: Lucas Moscariello 5, Ignacio Pizarro 4, Federico Fernández 4, Sebastián Simonet 4, Lucas Aizen 4, Federico Pizarro 2, Gastón Mouriño 2, Ramiro Martínez 2, Santiago Canepa 1, Pablo Vainstein 1, Diego Simonet 1 y Pablo Simonet 1.

Foto: Peri Soler.

Deja un comentario

Volver al botón superior