fbpx
Hockey sobre césped y pistaNoticias

“Volver al equipo sería como traicionar valores”

El arrastrador argentino Gonzalo Peillat contó acerca de su cuarentena en Alemania, las diferencias entre Europa y Argentina, y los motivos que lo alejan de estar presente con los Leones en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

“Las medidas que toma Alberto Fernández, más allá de que son estrictas, son muy correctas y puede llegar a prevenir lo que pasó en Italia y España”, señaló el Jugador n° 2 a Página 12 en referencia a las decisiones que el máximo mandatario del país en relación al coronavirus.

Radicado hace varios años en Alemania y con la cinta de capitán a cargo en el Mannheim HC Gonzalo Peillat sostuvo: “El Estado (en Alemania) está muy presente en todo y mucho más ahora con la crisis que genera el coronavirus. Acá la gente paga muchos impuestos y después lo ves reflejado en varias cosas, como autopistas, transporte público y demás. Por ejemplo, el país se hace cargo de una parte importante de los salarios para evitar despidos o quiebras de las empresas en estos meses”.

Al referirse a las diferencias entre Argentina y Alemania, Peillat marcó: “El tema es cultural. Cuando acá se anunció la cuarentena, en principio se hacían chistes pero cuando se vio lo grave del asunto se acató la decisión. No fue como en Argentina, que la anunciaron y muchos se fueron a la costa. Además, allá tenemos las diferencias ideológicas, aunque también están los que siempre critican a quién esté en la presidencia. Eso acá no pasa: se respalda al que ocupa el cargo”.

Artículos Relacionados

Sumando otras diferencias culturales entre Alemania y Argentina, Peillat destacó que en Alemania hay seguros de desempleo para sobrevivir unos meses, hasta conseguir un nuevo trabajo. Por otro lado agregó: “Alemania tiene poca pobreza y la ‘changa’ es algo que no existe practicamente. Se busca que todo esté legalizado, con un contrato y bancarizado. El trabajo en negro en Argentina es importante y hacer una cuarentena implica frenar los ingresos de muchas familias. Ahí es donde el Estado tiene que ver cómo hace para que la gente no se muera por la pandemia, pero tampoco por el hambre”.

Al mencionar las medidas políticas tomadas por Brasil y Estados Unidos, Peillat argumentó una postura erróneo por parte de los países vecinos. “No creo que todos los países hagan cuarentena porque les guste estar parados y frenar sus empresas. (Alberto) Fernández dijo algo muy lógico sobre el tema de priorizar la salud por sobre la economía, que cuando lo escuché dije ‘está bastante acertado”.

A favor de la suspensión de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en un contexto que no permitían su plena realización, el defensor argentino marcó que era fuerte ver como la llama olímpica seguía su camino y destacó lo difícil que es para los deportistas porque la competencia se movió más de un año.

Al hablar sobre su situación con los Leones, Peillat dijo: “La describo completamente desde afuera. Cuando estaba adentro, sentí que los más chicos no se veían beneficiados por un montón de cosas y la vara no era la misma para todos. Podría haber hecho la vista gorda, pero tuve mil charlas con el cuerpo técnico y con los jugadores para tratar de cambiarlo. Si un integrante no va a entrenar durante dos meses porque tiene otro trabajo, debería elegir entre esa ocupación o la Selección. A un Juego Olímpico tenes que ir preparado y no podés ir a medias. Se presentó ese dilema: ¿Estamos haciendo todo por el equipo o hacemos todo para conformarnos por estar? Después de esperar una solución durante meses, fue mejor dar un paso al costado y puedo decir que estoy más tranquilo porque no disfrutaba esa dinámica”.

La postergación de los Juegos Olímpicos hasta el 23 de julio del 2021, largaron las especulaciones de cara a un posible regreso. Sin embargo, el argentino cerró el tema al respecto: “Volver al equipo sería como traicionar valores y a todo lo que estoy diciendo que está mal. No por llamarme ‘Gonzalo Peillat’ puedo tener privilegios por sobre un juvenil que recién está empezando. Yo a eso lo viví, por eso lo digo. En el 2012 se daba la misma situación que se da ahora: Yo tenía 17 años y había jugadores que llegaban al entrenamiento 40 minutos tarde y caminando. Pienso que si, por decirlo de alguna manera, ese jugador no se hubiera ‘cagado’ en el equipo, podríamos haber terminado octavos en lugar del décimo escalón. Todo termina siendo una especie de déjà vu. Los Juegos se mueven un año y vos me preguntas si tengo esperanzas… Y, la verdad que no. Todo el mundo quiere estar en las Selección y te da prestigio. Por ahí hay jugadores que sin hacer mucho están y se creen famosos, qué sé yo. Es difícil. Es el sistema el que está mal y tal vez habría que cambiarlo desde arriba. El que está encargado tiene que hacer todo lo posible para que realmente estén los mejores y que todos estén bajo el mando de esa persona. Es un poco como lo que hablábamos sobre la política y la sociedad: Si Alberto Fernández dice que hay que hacer cuarentena, se tiene que cumplir y no encontrar personas yéndose a la costa. Ahora, Germán (Orozco) dice ‘todos entrenamos’ y todos entrenamos”.

Foto: Twitter @GPeillat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior