fbpx
GimnasiaNoticias

Oksana Chusovitina: leyenda de la gimnasia

La uzbeka le puso fin a su carrera deportiva. Participó en ocho ediciones de los Juegos Olímpicos y ganó dos medallas.

Oksana Chusovitina nació el 19 de junio de 1975, en Bukhara, Uzbekistán. Ella tenía un años cuando Nadia Comaneci lograba su histórico 10. Tiempo después Oksana también formaría parte de la historia de la gimnasia artística.

Sus primeros Juegos Olímpicos fueron en Barcelona 1992, representando a la Comunidad de Estados Independientes. En esa ocasión, Chusovitina ganó el oro por equipos con una selección que contaba con gimnastas de los países que integraban la Unión Soviética. 

Luego para Atlanta 1996, Oksana Chusovitina compitió bajó la bandera de Uzbekistán y clasificó a la final all around. Paralelamente construyó una familia, se casó con el uzbeco Bakhodir Kurbanov, luchador olímpico en 1996 y Sydney 2000. Tuvieron un hijo Alisher que nació en 1999 y Oksana volvió a ser olímpica en Sydney 2000.

Artículos Relacionados

Sin embargo Chusovitina tuvo que atravesar un duro momento. Su hijo fue diagnosticado con leucemia. Entonces la familia se mudó a Alemania para tratar la enfermedad. Allí su situación se conoció y recibió ayuda para recaudar los fondos necesarios.

Mientras tanto, Oksana siguió su recorrido en la gimnasia artística. Llegó a Atenas 2004 pisando los 30 años. Ella en agradecimiento se nacionalizó para representar a Alemania. Así compitió en Beijing 2008, donde ganó su única medalla individual, plata en salto. Además tuvo la victoria más valiosa: su hijo había sanado.

Hacia Londres 2012 Chusovitina ya quebraba la barrera de la edad. Esta vez participó como especialista de salto. Accedió a la final y realizó el salto que lleva su apellido, doble mortero con pirueta y media. En Río 2016 volvió a vestir las mallas de Uzbekistán y nuevamente fue finalista en salto.

Por último Tokyo 2020, con el récord de ocho presentaciones en Juegos Olímpicos y la más longeva en participar con 46 años. Aquí no pudo acceder a la final de salto, pero en el gimnasio fue aplaudida de pie por los jueces y gimnastas. Oksana Chusovitina emocionada hasta las lágrimas se despidió de la gimnasia artística.

Oksana Chusovitina declaró en Inside Gymnastics: «Creo que soy una pionera en permitirle a cada mujer saber que puedes ser una esposa, una hija, una madre. Y también puedes ser atleta olímpica y medallista. Nada es imposible y la edad es solo un número»

Foto: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior