fbpx
BoxeoNoticias

“Con la selección volveremos a concentrar en un mes”

En diálogo en exclusiva con AA Deporte, Lucía Pérez manifestó su alegría ante el inminente retorno a los entrenamientos en grupo. Además habló sobre cómo vivió la postergación del preolímpico y de los Juegos, la actualidad del combinado nacional, y reveló qué famosa boxeadora le abrió las puertas a esta práctica.

Por Julián Haramboure
(@JulianFunky)

El pasado martes el Ministerio de Salud aprobó la práctica del boxeo, disciplina que podrá retornar a la actividad de a poco, y dependiendo de cada municipio. En este panorama, de ansiedad por volver pronto a la concentración con el seleccionado, AA Deporte dialogó en exclusiva con Lucía Pérez, una de las referentes del equipo albiceleste.

En principio, la púgil de 27 años, se refirió a cómo afrontó todo este tiempo de cuarentena obligatoria y a cómo adaptó su preparación: “Una va pasando por diferentes estados. En mi caso arranqué a entrenar a principios de abril con clases por videollamada con el cuerpo técnico de la selección, las cuales sirven mucho, mejoramos diversos aspectos. Igualmente el contexto cuesta, no todos teníamos los recursos como para trabajar desde casa. En mi caso tenía la bolsa, guantes, después el Enard me brindó material para la parte de trabajo físico”.

Antes de la pandemia, Argentina se encontraba lista para ser sede del preolímpico americano, por lo que el aviso de la suspensión del evento fue todo un golpe anímico para Pérez y sus compañeros: “Estábamos a dos semanas de que comience, fui la primera del equipo en enterarme y no lo podía creer, me dio rabia e impotencia. Sabíamos que se estaba poniendo seria la situación del coronavirus, pero no pensé que iba a llegar a suspenderse faltando tan poco. Yo había estado todo febrero entrenando y compitiendo en una gira. Al estar en otro país no llegaba a enterarme de la gravedad del asunto, y cuando llegamos a Argentina entramos a concentrar enseguida y aún no veíamos la magnitud de ello”.

No obstante, la mayor desilusión para la boxeadora nacional llegó al momento de la postergación oficial de Tokio 2020: “Enterarme de eso fue la peor parte. Si bien estaba entrenando con muchas ganas, cuando supe eso fue un momento en que dije “ya está, no quiero entrenar más, no quiero hacer nada más”, pero tenemos un equipo que te da ganas y te motiva para seguir. Fue el enojo del momento, dio bronca la situación. Veníamos con buen rodaje en el exterior, estábamos muy bien para el Preolímpico. La noticia bajoneó y estuve unos días sin hacer nada, hasta que retomé porque no queda otra: hay países en donde ya reiniciaron la concentración y los entrenamientos, por lo que te sentís en desventaja. Fue por ello que dije “no me puedo quedar sin hacer nada mientras los otros seleccionados están entrenando”. La cuestión competitiva te hace levantarte y seguir”.

Ahora aparecen buenas noticias en el horizonte y, tanto ella como el resto del combinado argentino, ya piensa en el retorno a los entrenamientos en grupo: “La vuelta, bajo el cumplimiento del protocolo sanitario, sucederá en aproximadamente un mes. No será en el CeNARD, seguramente sea en otra provincia con menos riesgos que en Buenos Aires y con la realización de test de coronavirus y un montón de precauciones. Una vez que se lleven a cabo todas esas medidas, podremos volver a trabajar con normalidad, volver a tener contacto y hacer sparring”.

Además de este particular presente, la oriunda de Tigre hizo referencia a su carrera hasta el momento. La ganadora de la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, remarcó la importancia de haber enfrentado a la estadounidense dos veces campeona olímpica Claressa Shields: “Yo me inicié en el boxeo después de verla pelear a ella en Londres 2012, fue en ese entonces que quise arrancar con la práctica. Cuando la enfrenté yo era muy nueva y fue en una categoría que no era la mía, soy 69kg pero en ese momento estaba en 75kg porque era la división olímpica que había. Por ende, era más difícil de lo que ya iba a ser normalmente. Fue un gran desafío, en especial la primera pelea, en la segunda estuve con más confianza. Ella me abrió las puertas al boxeo, porque lo conocí por ella”.

Por otro lado, en relación a sus expectativas a futuro, Pérez reconoció que se encuentra en buena forma física y mental, y, en caso de obtener la clasificación olímpica, no se conformaría con eso e iría por más. Además, hizo hincapié en la renovación que tiene el equipo y en dos grandes promesas como lo son Brian Arregui y Mirco Cuello: “Vienen con mucha experiencia en juveniles. Su falta de roce en mayores se suple con las ganas que tienen de crecer y de seguir, en ningún momento los noté bajoneados ante el parate”.

Para cerrar, la deportista se refirió a una cuestión que está muy presente en los debates del mundo del boxeo: la inclusión de profesionales en los Juegos Olímpicos. Sobre ello fue contundente: “Es un tema complejo, en lo personal mucho no me gusta, se están mezclando las cosas. Creo para un profesional ya pasó el momento olímpico, en mi caso nadie me va a permitir pelear por un título mundial rentado de un día para el otro, entonces ¿por qué un profesional tiene la chance de ir a un Juego Olímpico? No obstante, en nuestro equipo se sumaron tres profesionales y, por más que yo no esté de acuerdo, son mis compañeros y los apoyo. Es un tema complicado, la mayoría no está a favor, pero hasta el momento en los distintos seleccionados del mundo los profesionales han tenido tanto triunfos como derrotas ante amateurs”.

Foto: Prensa COA.

Deja un comentario

Volver al botón superior