fbpx
HandballSlider

Elke Karsten: “Creo que fue el mejor Mundial de nuestra historia”

Elke Karsten, la figura de La Garra en el Mundial de España, analizó lo que fue el torneo de la Selección Argentina en tierras europeas

Por: Joel Katz

El Mundial de España fue, probablemente, el mejor Mundial de la historia para la Selección femenina de handball. No por resultado, ya que terminó en el puesto 21° (fue 16° en 2019), pero sí en cuanto a juego. Y si bien todo el equipo tuvo un nivel destacable, la figura, casi de manera indiscutida, fue Elke Karsten. La central, goleadora y máxima asistidora del equipo, analizó el torneo del equipo de Dady Gallardo.

Lee también: ¿Quiénes clasificaron a Santiago 2023?

Artículos Relacionados

“No se analizó mucho el Mundial, no hubo tiempo, más adelante lo analizaremos en profundidad. Pero creo que hicimos un grandísimo torneo. Logramos un nivel de juego muy alto en todos los partidos, y en mucho tiempo de los partidos, le ganamos por primera vez a un europeo. Demostramos estar a un gran nivel, el equipo dejó todo y más”, es el primer balance de Elke sobre el torneo.

Los resultados no acompañaron, y en el deporte se necesitan”

Si bien está claro que esta nueva participación argentina en un Mundial fue más que positiva, la nacida en Quilmes no se conforma con eso. “Perdimos partidos por detalles, que son los que hay que mejorar. Más partidos a este nivel nos van a ayudar a seguir creciendo. Los resultados no acompañaron, y en el deporte se necesitan”. Sin embargo, consideró que las integrantes del plantel no tienen nada para reprocharse, y afirmó “creo que fue el mejor Mundial de nuestra historia. Tiene que marcar un antes y un después en relación a nuestro nivel, y a la calidad de juego que tenemos”.

Si bien considera que hay “detalles que se pueden corregir” a corto plazo, para Karsten, también va a ser importante acumular roce al más alto nivel. “Para otros detalles, se necesitan más partidos como estos para corregirlos. Es un equipo muy joven, se necesita más experiencia, es súper importante. Eso nos va a permitir ir creciendo y madurando a todas”.

“Se hizo un gran cambio en la cabeza, que era uno de los grandes problemas que teníamos”.

Elke sobre la llegada de Dady Gallardo

Individualmente, como se mencionó anteriormente, lo de Elke Karsten fue bárbaro. Con 43 goles, no solo fue la máxima goleadora argentina, sino también una de las goleadoras del torneo, que sigue en desarrollo. Además, fue la que más asistencias sumó. “A nivel personal me sentí muy bien, contenta porque pude ayudar al equipo desde donde me tocó”, expresó. Pero va por más: “Creo que puedo seguir mejorando y creciendo. Quiero tratar de conseguir una regularidad en todos los partidos, que quizás en este torneo no la tuve”. Mentalidad ganadora, si las hay.

Elke Karsten tras ser elegida figura del partido en el triunfo ante Austria

Por supuesto que las principales protagonistas son las jugadoras. Sin embargo, en este progreso de la Garra, hay otro nombre importantísimo, y es el de Eduardo “Dady” Gallardo, el DT del equipo. Y así lo reconoce Elke también. “Veníamos en un nivel de progreso deportivo y desde que Dady llegó mejoramos muchísimo. Se hizo un gran cambio en la cabeza, que era uno de los grandes problemas que teníamos. Nos costó muchísimo y nos sigue costando, pero este Mundial pudimos dar vuelta eso, encontrar un carácter y una identidad. Somos un equipo que ya no tiene miedo de jugar y de ganar”.

Y además del DT, para un deportista es clave la etapa formativa. Por eso, el nivel de la Garrita en los Juegos Panamericanos Junior de Cali 2021 también ilusiona de cara a futuro, con muchas jugadoras que podrían formar parte de la Selección mayor en el corto o mediano plazo. “Seguimos los partidos, o intentamos, por el tema del horario. Está buenísimo que puedan tener competiciones y que ya se vayan fogueando a niveles internacionales. Eso ayuda muchísimo a que sigamos creciendo cada día más”, comentó Elke.

Tanto a nivel Selección como a nivel clubes, el 2021 fue de menor a mayor para la central argentina del Molde. Con la Garra, comenzó: “con el trago amargo del Preolímpico, que fue muy malo para nosotras, un golpe duro. En el Centro-Sur el equipo se encontró, y se jugó bien. Y obviamente este Mundial, para cerrar un año de progresión, está buenísimo”. Pero también fue de menor a mayor a nivel clubes para Elke. “Después de 2 años en Hungría casi sin jugar, pasar a Noruega, retomar mi confianza y volver a jugar está bueno, porque es lo que me ayuda a mantener un nivel y seguir creciendo. Muy contenta con el cambio”.

Para los amantes del handball, el Mundial de la Garra sin dudas fue más que positivo. Y si no lo ven desde afuera, quién podría verlo mejor que una de sus figuras, Elke Karsten, una jugadora de una calidad enorme. Con apenas 26 años, ya se erige como referente de este gran equipo, que promete seguir creciendo torneo tras torneo. Con las ganas de progresar que muestran Elke y el equipo, ¿cómo no ilusionarse de cara al futuro?

Foto: J. L. Recio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior