fbpx
Deportes de inviernoJuegosNoticias

Boicot: una palabra que trasciende en el mundo olímpico

A través de los años, los Juegos Olímpicos fueron envueltos en considerables boicots que dejaron una señal de advertencia en medio de las competencias. Pero cuál es el motivo del boicot a Beijing 2022.

La palabra boicot enmarca una manera universal de estar en contra, de manifestarse en un desacuerdo social, ambiental y político. A lo largo de la historia contemporánea reciente, en varios países del mundo se pudo apreciar esta manera de mostrarse contrario a distintas razones que pueden ser recriminables. En este caso, tal como suele suceder, el boicot hace su presencia nuevamente en el mundo del deporte, en este caso en Beijing 2022.

Durante la historia, los Juegos Olímpicos no fueron la excepción, sin duda alguna el más recordado fue el que se manifestó en Moscú 1980. Pero anterior a este hecho que marcó la historia deportiva y olímpica, también hubo otros rechazos que pasaron inadvertidos. Pero primero el repaso actual del boicot diplomático impulsado por Estados Unidos el pasado 6 de diciembre, el presidente Joe Biden inició su desacato e invitó a sus países aliados a seguir el ejemplo.

La cuestión geopolítica de la actualidad muestra un escenario de una nueva guerra fría, los países de oriente como China, Rusia e Irán se posicionan como potencias emergentes que amenazan a pasos agigantados a los Estados Unidos, una nación que ve en peligro su hegemonía mundial. Dicho esto, el país norteamericano dispuso no enviar ninguna comitiva a Beijing, con el objetivo de no ser parte de los Juegos Olímpicos de Invierno.

Artículos Relacionados

A Estados Unidos se le sumaron Gran Bretaña, Canadá, Dinamarca, Australia, Taiwán, Japón, entre otros. Asimismo otros países no boicotearon a los Juegos Olímpicos, pero se ausentan debido a la pandemia de covid-19 con el propósito de prevenir los contagios que dispone la enfermedad. Algunas de esas naciones son Países Bajos, India, Suecia y Suiza.

¿Cuál es el motivo del boicot a Beijing 2022?

Sin embargo, la problemática tiene como puntapié inicial las constantes denuncias de organizaciones de derechos humanos contra el régimen chino, acusado por cometer delitos de lesa humanidad y desaparición forzada de personas de origen uigur, una de las 56 etnias que forman parte del gigante asiático. Este grupo étnico de longeva presencia en el extremo oeste de China vive días de angustia por la feroz persecución del gobierno de Xi Jingping.

En contexto, los uigures profesan el islam, una de las religiones con más fieles en el mundo y que forma parte de la cultura china. No obstante, no son los únicos en la mira del gobierno chino, sino que también entran en vilo los oriundos del Tibet, una región autónoma china con una historia milenaria, hogar del Dalai Lama y es el centro del budismo del país.

El gobierno comunista chino es adepto al Ateísmo de Estado y cualquier tipo de manifestación religiosa incluída la Iglesia Católica representa un peligro para sus ideales políticos, y deben ser eliminados. En resumen, aquellos ciudadanos chinos que profesen estas religiones son silenciados y prácticamente despojados de sus creencias. Por eso, los Estados Unidos hicieron un llamado de atención al mundo por la delicada situación que se vive en China.

Esta es la razón por la cual se inició el boicot diplomático a los Juegos Olímpicos de Beijing 2022, que ya fueron inaugurados y oficializados por el mismísimo Xi Jingping. En una muestra de apaciguar las aguas, el mandatario chino invitó a las principales autoridades de la ONU en un esfuerzo de promover la paz y mostrarse abierto ante el mundo. Lo cierto e innegable es la incesante violación de derechos humanos que vive el pueblo uigur.

LEER MÁS: Beijing 2022: ¿En qué días y a qué hora compiten los argentinos?

Otros boicots que envolvieron a los Juegos Olímpicos

Quizás sea el menos anunciado en la hiístoria del olimpismo, Israel formó parte del Consejo Olímpico de Asia en la década de los ’50 y ’60. Por esos años el país hebreo mantenía cruentas guerras con sus vecinos árabes que darían inicio al desplazamiento de los palestinos. Por esta razón los representantes del organismo decidieron expulsar a Israel y no permitirles competir bajo ningún motivo en Asia.

En el marco de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, un total de 22 naciones africanas decidieron no formar parte del evento y el principal gestor del boicot fue Tanzania. El país de la costa índica protestó porque el seleccionado neozelandés de rugby realizó una gira por Sudáfrica, que estaba envuelto por el Apartheid y en definitiva los oceánicos estarían presentes para los JJOO. Por esta razón, los países de África se abstuvieron de participar.

En los siguientes Juegos Olímpicos Moscú 1980, en plena guerra fría, el bloque capitalista comandado por Estados Unidos oficializó su negativa de no participar en esta edición de los Juegos Olímpicos, que tuvo una merma en cuanto a atletas y países participantes.

En consecuencia cuando llegó el momento de Los Angeles 1984, los países del bloque comunista capitaneados por la Unión Soviética, China y Cuba le pagaron con la misma moneda a los Estados Unidos y no enviaron delegaciones. La Guerra Fría entraba en momentos culminantes hasta la disolución de la Unión Soviética en 1991.

Por último, otro boicot poco recordado es el que dispuso el Comité Olímpico Internacional, respaldado por la comunidad mundial. Por aquel entonces, el presidente del COI Juan Samaranch, dispuso no permitir bajo ningún fundamento que Afganistán participe de los JJOO de Sídney 2000. En ese momento como en la actualidad el país de Asía Central estaba bajo el yugo Talibán, un grupo extremista e insurgente acusado de cometer barbaridades y sobre todo no brindarle derechos a la mujer. Hasta el año 2002, Afganistán fue dado de baja por el COI.

Foto: Marca Claro USA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior