fbpx
Deportes de inviernoNoticiasPatín sobre hielo

La alianza Trusova-Sokolovskaya: ¿la oportunidad que ambas necesitaban?

Mostrando Trusova.jpg

La medallista de plata en Beijing 2022 dejó a Eteri Tutberidze para apostar por una entrenadora que aún no se ha consolidado en la rama femenina.

Por: Facundo Osa

El patinaje artístico en Rusia vive en un estadio de intranquilidad desde febrero de este año, cuando la noticia del doping positivo de Kamila Valieva llegó a los medios. Las versiones cruzadas, los manejos oscuros y los antecedentes condenatorios fomentan el escepticismo en el público sobre todo lo que diga, haga o siquiera insinúe el Comité Olímpico Ruso (ROC) y todas sus federaciones, por lo que la opinión pública tiende a volcarse en contra del ente. Si a eso se le suman las grietas internas, el combo puede resultar explosivo.

Esto último ocurrió este mes con el anuncio de que Alexandra Trusova, medallista de plata en los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022, decidió abandonar el grupo de Eteri Tutberidze en Khrustalny para sumarse a los entrenamientos del CSKA a las órdenes de Svetlana Sokolovskaya. Una jugada bastante arriesgada para la patinadora de 18 años ya que las chicas de Tutberidze son conocidas por traer medallas al país de todas las competencias habidas por haber, antes de la sanción a los atletas rusos por la guerra con Ucrania claro está. Una de ellas había sido la propia Trusova, que con tan solo 12 años dio el salto al profesionalismo obteniendo medallas de bronce en los Campeonatos Europeos de 2020 y 2022, y un tercer lugar en el Campeonato Mundial de 2021, aunque en esa ocasión bajo la dirigencia de otro coach.

Artículos Relacionados

Con un espíritu indomable y sin miedo a decir lo que piensa independientemente de si se trata del momento adecuado, Sascha tuvo sus idas y vueltas deportivas. En 2016 se mudó a Moscú para entrenar bajo la tutela de Tutberidze, con quien elevó su nivel al de la elite mundial y aprendió a incorporar todos los tipos de saltos cuádruples (Lutz, giro y top loop) a sus rutinas. 

“Hay veces en que en un momento de tu vida tenés que dar un paso importante. Tenés que hacerlo para avanzar y conquistar nuevos objetivos. No siempre es una decisión fácil, pero si consideraste seriamente los pros y las contras tenés que ser valiente para que nada te detenga”. Así anunciaba en 2020 que se unía al grupo del bicampeón olímpico Yevgeny Plushenko para mejorar el aspecto del patinaje durante las rutinas ya que, según ella, con su anterior entrenadora dominaba los saltos en detrimento del resto de los elementos técnicos.

Luego de su bronce mundialista en Estocolmo retornó con Tutberidze para prepararse de cara a la temporada olímpica debido a que “Eteri es actualmente la mejor entrenadora y tiene los mejores resultados en los últimos años”. Con ella llegaron los hechos más resonantes superar el híper competitivo corte para ocupar uno de los tres cupos pertenecientes a Rusia, que se cargó a la subcampeona mundial Elizaveta Tuktamysheva, la medalla de plata en Beijing 2022, su ataque de furia dirigido a Tutberidze y la foto en el podio levantando el dedo del medio.

Fuente: CBS

¿Cómo llega a Svetlana Sokolovskaya?

Sokolovskaya es una entrenadora que contaba con la reputación de ser la recipiente de los descartes de Tutberidze y de aquellos patinadores que estaban en el ocaso de su carrera. Sus primeras experiencias con Polina Shelepen, Jean Bush y Maria Sotskova no ayudaron a revertir su imagen ya que los tres se retiraron a pocos años de iniciar sus entrenamientos con ella.

Su primer caso exitoso fue el de Alexander Samarin, quien fue subcampeón europeo en 2019 y medallista de plata en el Grand Prix de Turin. Si bien no fueron resultados descomunales, Sokolovskaya admitió que Samarin le enseñó a dejar de comportarse como madre para comprender lo que debía hacer como entrenadora y hasta qué punto debía entrometerse en ciertos aspectos. No fue hasta la llegada de Mark Kondratyuk que el CSKA se ganó el respeto de Rusia ya que el joven se desarrolló por fuera del radar de los grandes nombres adjudicándose el Campeonato Nacional y el Europeo de 2021 junto con la medalla de oro en la prueba por equipos de los Juegos Olímpicos, que todavía está pendiente de la resolución del caso de doping de Kamila Valieva.

Fuente: Lost Sports

Pero a Sokolovskaya todavía le falta demostrar su valía en el plano femenino, donde la llegada de Trusova encaja como anillo al dedo. En abril la entrenadora había aceptado la llegada de Sofya Samodelkina, una joven de 15 años con grandes dotes para los saltos cuádruples que también buscaba escapar del régimen de Tutberidze. Una historia con tintes similares a la de Sascha, cuya espalda ya no podía aguantar el ritmo de su antigua mentora, al punto que en las pruebas nacionales de principio de mes solo pudo completar el programa corto. 

Para poder realizar todas las proezas con las que sus pequeñas maravillan al mundo, Tutberidze emplea un método de entrenamiento que lleva a los cuerpos al límite de sus capacidades y, en ocasiones, más allá de lo humanamente posible, lo que deriva en serias lesiones. Se lo suele llamar “sistema de descarte” ya que Eteri nunca trabajó con patinadoras de más de 18 años dado que llegan a esa edad con severos problemas físicos que arrastran por la cantidad de daño que acumularon a lo largo de los años. Su historial lo demuestra: Yulia Lipnitskaia, Polina Tsourkaïa, Alina Zagitova, Alena Kostornaia, Maya Khromykh, Daria Usacheva y hasta la propia Anna Shcherbakova, campeona olímpica en Beijing cuya espalda la tiene a maltraer. Sin embargo, el caso más famoso fue el de Evgenia Medvedeva, que tenía condiciones suficientes para ser una de las mejores patinadoras de la historia, pero no pudo alcanzar su potencial por las complicaciones físicas derivadas del régimen de Tutberidze.

Sokolovskaya, por su parte, dejó claro que en su orden de prioridades primero viene el físico y luego el entrenamiento, filosofía que demostró con la recuperación de Samodelkina durante la temporada baja. Ese aspecto debe haber jugado un papel fundamental en la decisión de Trusova, quien arrastra problemas en su espalda baja desde 2021 y ya manifestó que quiere completar esta nueva olimpiada para tener su revancha olímpica en Milano-Cortina 2026.

Solo el tiempo dirá si la decisión fue la acertada y, en caso de que se levante la prohibición de participar a las patinadoras rusas y bielorrusas, si Sascha continuará cosechando medallas con más de 18 años, pero lo cierto es que le urgía el cambio de entrenadora. No solo por su salud, sino también porque puede generar una simbiosis en la que ambas partes salen beneficiadas (Trusova compitiendo sin dificultades físicas y Sokolovskaya entrenando a una atleta de elite) que, en el mejor de los casos, debilite la fortaleza con la que se maneja Tutberidze en el ámbito deportivo en Rusia. 

Foto: Marca Claro

Actualización ranking mundial
Click acá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior