fbpx
CiclismoHistoria y CuriosidadesNoticias

¿Sabías que Marie Curie era una apasionada por la bicicleta?

Más allá de su enorme aporte a la ciencia, Marie Curie dedicó gran tiempo de su vida al vehículo de dos ruedas. AAD tratará su vinculación con el deporte y, precisamente, con el ciclismo.

Maria Salomea Sk?odowska-Curie, conocida por todos como Marie Curie (1867-1934) fue una científica polaca nacionalizada francesa que marcó la historia mundial con el descubrimiento de la radioactividad.

Marie se casó con Pierre Curie en 1895 y con el dinero que le regalaron unos primos, se compraron dos bicicletas. Un vestido azul y una camisa a rayas fue la vestimenta de ella. La boca fue un evento discreto, en el patio de la casa de los papás de Pierre, con algunos pocos invitados.

Janice Borzendowski autora del libro Marie Curie: madre de la física moderna explicó sobre la relación del matrimonio con la bicicleta «los dos amantes de la naturaleza comenzaron su ruta ciclista por el norte de Francia». Además relató que recorrían las rutas sin rumbo definido y paraban donde la belleza del paisaje o el cansancio llegaba. Disfrutaban de pan, queso y fruta. Cuando la noche se instalaba, dormían en las posadas que encontraban en el camino. Una mochila de cuero y una brújula era todo lo que portaban.

Tal vez te interese: Cicloturismo en Isla Maciel

Artículos Relacionados

Al año siguiente repitieron el viaje y, una vez a la semana, recorrían 12 kilómetros para visitar a los padres de Pierre Curie. En la biografía de la científica, su propia hija Eve detalla los viajes que realizaban sus padres: en 1900 recorrieron en bicicleta las costas del Canal de la Mancha y en 1901 fueron a Pouldu. En 1902 fueron a Arromanches, y en 1903 a Treport y Saint-Trojean.

El ciclismo no solo involucró gastar en las bicicletas si no que Naomi Pasachoff, en el libro Marie Curie y la Ciencia de la Radiactividad, detalla datos impresionante. Ambos Curie gastaron una importante suma en la ropa acorde para andar en la bicicleta, en arreglos y en pagar el impuesto de cada bici todos los años. Ya que tener un vehículo a principios del 1900 era considerado como un bien de lujo.

Y cómo habrá sido su amor por la bicicleta que cuando Marie estaba embarazada de 8 meses de su primera hija emprendió una nueva aventura para reunirse con Pierre ya que él había viajado porque su madre estaba enferma. En 1903 ganaron el Premio Nobel de Física, por lo cual la polaca se convirtió en la primera mujer en ser honrada con ese premio. Tres años más tarde quedó viuda ya que a Pierre lo atropelló un carro de caballos. Finalmente, en 1911 ella ganaría otro Nobel, esta vez en química.

Una vez que la científica quedó viuda se encargó de enfrentar todos los estereotipos de la época en la cual vivió. Además, se encargó de que sus hijas también estuvieran vinculadas con el ciclismo y la natación.

Foto: Wikimedia Commons

Romina Miranda

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, Periodista y Docente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior