fbpx
HandballJuegosNoticias

Nicolás Bonanno: la importancia de no darse por vencido

El jugador de los Gladiadores será protagonista en sus primeros Juegos Olímpicos. El ex Polvorines es uno de los puntos fuertes en defensa y con lanzamiento exterior.

Con la llegada de Manolo Cadenas, el entrenador optó por una característica específica para los Gladiadores: una de ellas era la altura. Nicolás Bonanno, con casi dos metros de estatura, se volvió en una de las fijas. Importante para la defensa central y para la ofensiva, con el lanzamiento desde 9 metros cuando cuesta penetrar.

Pero más allá de esto, Bonanno tiene una de esas historias emocionantes dentro del deporte amateur que con trabajo y persistencia tienen su final feliz.

Artículos Relacionados

Nicolás comenzó en A.U.X.H. Merlo y continuó en la Sociedad Alemana de Gimnasia de Polvorines, entre el 2013 y el 2016. Aquí se dio un momento clave, porque como detalló el argentino en sus redes sociales: «30 de julio 2016.
Ahí me encontraba embarcando a un futuro incierto, dejando tantas cosas atrás, yendo a probar suerte, pero con objetivos bien claros. Y pensar que un mes atrás a la fecha estuve a punto de tirar y dejar todo por que las cosas no salían como uno quería, pero ahí estaba esa gente que confió y veía algo de potencial en mi»
.

«Bona ya se te va a dar, no tires tanto trabajo y esfuerzo, aguantá un poco más…», estas palabras fueron muy importantes. Luego de dejar el handball argentino, Bonanno continuó su carrera en España. Permaneció tres años en BM Huesca, entre el 2019 y el 2020 en BM Granollers, después pasó a Bidasoa Irún y en este 2021 pasó a Helvetia Anaitasuna.

Entre sus principales logros se encuentran la medalla de plata en el Campeonato Sudamericano de Playa Vargas en el 2014 y en los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018. En Lima 2019 fue parte del equipo que se quedó con la presea de oro y con lo cual los Gladiadores obtuvieron la clasificación olímpica a Tokyo 2020. En adición, salió campeón del torneo Cuatro Naciones de San Juan en el 2019.

El lateral diestro ya disputó dos mundiales con la Selección Argentina Adulta ya que estuvo presente en Alemania-Dinamarca 2019 y en Egipto 2021, donde los albicelestes obtuvieron la mejor posición histórica en un torneo ecuménico.

Más allá de sus logros y medallas, lo más importante que deja como lección es que con esfuerzo y con un objetivo determinado, todo puede cumplirse. Lleva sacrificio, alejarse de sus seres queridos, entre otras cosas. Pero, lamentablemente, si uno quiere crecer como balonmanista es casi una obligación irse a jugar al exterior de forma profesional.

El oriundo de Marcos Paz partido a partido fue ganándose mayor cantidad de minutos en la cancha y fue una pieza clave para el recambio. Cuando Cadenas rota el equipo con la conformación en primera línea con Manu Crivelli, Pedrito Martínez o Vainstein, no decepcionan.

Pensar que en menos de 10 años comenzó a entrenar handball, jugó en Liga de Honor, pasó a Europa a ser profesional. Obtuvo diferentes títulos con la Selección Argentina y ahora, jugará sus primeros Juegos Olímpicos.

A sus 29 años, Nicolás Bonanno participará en sus primeros Juegos Olímpicos. El argentino cumplirá el sueño de cualquier jugador de handball amateur: estar en la mayor cita, la olímpica.

Fotos: Peri Soler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior