fbpx
GimnasiaInternacionalNoticias

«Que nadie sufra el horror que yo y otros hemos soportado»

La gimnasta estadounidense Simone Biles, junto a otras gimnastas de su país, declararon en el Senado por la investigación en el caso Larry Nassar. «Culpo a Larry Nassar pero también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso: USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos», dijo.

Larry Nassar es un ex médico del equipo de gimnasia artística femenina de Estados Unidos. Su caso trascendió todas las fronteras: fue denunciado por abuso sexual por más de 150 gimnastas. Eso lo llevó a ser condenado a 175 años de prisión. Sin embargo, el caso no terminó con su condena: se está investigando la actuación del FBI en el caso. Justamente, para aportar datos, declararon varias gimnastas ante el Senado; entre ellas, Simone Biles.

Lee también: Investigación sobre el lugar de la mujer en los medios

La mejor gimnasta del mundo fue una de las víctimas de Nassar, algo que ella misma confirmó un tiempo atrás. Ahora, valientemente, decidió colaborar también en la investigación por la actuación del FBI en el caso, que está siendo analizada por el Senado de Estados Unidos. Y lo hizo con un fuerte testimonio, apuntando fuertemente contra las autoridades de la agencia que pertenece al Departamento de Justicia. Tampoco se salvaron la Federación de Gimnasia, ni los Comités Olímpico y Paralímpico.

Artículos Relacionados

«No quiero que ningún otro joven atleta olímpico o ningún otro individuo sufra el horror que yo y que otros cientos han soportado y continúan soportando hasta hoy, expresó Biles entre lágrimas. «Culpo a Larry Nassar pero también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso. USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos sabían que yo estaba siendo abusada por su médico del equipo».

Y después, si, apuntó fuertemente contra el FBI. «Después de contar mi historia completa de abuso al FBI en el verano de 2015, el FBI no solo no reportó mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi reporte 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije». Y agregó que los agentes involucrados en la investigación «deben rendir cuentas».

Está claro que el testimonio de Simone Biles fue el más impactante, por lo que significa su figura dentro del deporte. Pero además, hubo otras gimnastas que testificaron en el Senado. Una de ellas fue Aly Raisman, triple campeona olímpica y dos veces campeona mundial. Raisman relató que «el agente que me entrevistó me quería convencer de que no valía la pena abrir un caso criminal contra Nassar, me decía que no le parecía para tanto». Y agregó que «el FBI sabía que Nassar abusó sexualmente de niños y no hicieron nada para evitarlo. Fue como servir a niños inocentes ante un pedófilo en bandeja de plata».

Por su parte, McKayla Maroney, otra de las gimnastas que dio su testimonio, relató uno de los hechos de abuso. «Les dije (a los agentes del FBI) que lo primero que Larry Nassar me dijo fue que me pusiera pantalones cortos sin ropa interior, porque eso le facilitaría el trabajo. A los pocos minutos, tenía sus dedos metidos en mi vagina. Lloraba mientras recordaba», contó Maroney.

Pero lo peor no fue el relato del aberrante hecho, si no la reacción del agente que la entrevistó. «Después de un minuto de silencio solo me preguntó: ‘¿Eso es todo?’. Escuchar esas palabras fue uno de los momentos más duros de todo esto. Que mi abuso fuese minimizado y descartado por la gente que se suponía que me tenía que proteger. Parecía que este abuso no era suficiente, pero sí lo era. Y ellos querían encubrirlo». Demoledor.

La actuación del FBI en el caso Nassar está siendo investigada por las importantes negligencias cometidas. Las pruebas, corroboradas por las declaraciones de las gimnastas, parecen ser contundentes. Y apuntan no solo a que demoraron la investigación, si no que, gracias a eso, se perpetraron muchos abusos más. El mundo de la gimnasia artística aun sigue conmovido por lo ocurrido, al igual que todo Estados Unidos. Y por eso, es muy probable que los participantes de la investigación tengan su castigo en el corto plazo.

Foto: EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mirá también
Cerrar
Volver al botón superior